ÚNICO sitio web oficial de la Santa Sede en el Exilio, de Su Santidad el Papa Alejandro IX, en Argentina.

martes, 25 de diciembre de 2012

Mensaje de Navidad de Su Santidad Alejandro IX


Un niño os ha nacido... con esas palabras el Ángel anuncia a los humildes pastores que el Mesías prometido ha llegado. Hoy, como hace 2012 años, la Santa Iglesia haciéndose eco del Ángel repite "Un niño os ha nacido" a todos sus fieles, sus amigos, sus benefactores.
Como hace 2012 años ese Niño nace en un establo, porque no hay para él lugar en ua posada. Hoy la Iglesia, Cuerpo Místico de Cristo se refugia en un establo, porque las "posadas" están ocupadas por extraños, por soberbios  por enemigos de la Fe. Hoy la Iglesia de Dios, la Santa Iglesia Católica, la que conserva el testimonio de aquel Niño que nos nació también re-nace, cubierta de Gloria, y de ese re-nacimiento no son testigos los grandes potentados y reyes, sino los humildes, los pobres, aquellos que tienen oídos para oír y ojos para ver ¡Dichosos nosotros que podemos ver la Verdad de Cristo, manifiesta en ésta, su Santa Iglesia Católica!

Carísimos hermanos, un niño nos ha nacido y damos gracias a Dios por recibir la Gracia inmerecida de la encarnación del Verbo. Hoy, nosotros, ustedes y Nos nos hemos reunido en esta lejana tierra, en este perdido paraje de la Provincia de Buenos Aires, refugiándonos del mundo que odia a Nuestro Salvador, nuestro salvador que irrumpe en la Historia con su nacimiento. En esta tierra, os decía, nos damos cita para celebrar el Nacimiento del Juez de Tremenda Majestad que llega al mundo, no como un Príncipe Terreno, sino como el más humilde , el más pobre... tanto que no hubo ni para él, ni para su Santa Madre un lugar en un albergue.

Hoy, la Santa Iglesia Católica desea saludar a todos nuestros fieles, a todos aquellos que están unidos en Gracia a la Verdad, a todos los que están en paz y comunión con la Santa Sede en el Exilio. Os deseamos a todos vosotros una muy santa y feliz navidad. Que El Niño Dios, aquel que siendo inmensamente Rico se hizo pobre, ilumine Nuestros Corazones, Nuestros Hogares, Nuestros trabajos, bendiga Vuestras Familias y los colme de la Gracia, sin la cual, Nadie puede ser Salvo.

En nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo,
Amen.

ALEJANDRO IX PP
Dado en Villa María,
a los 24 días de Diciembre del año de Nuestro Señor 2012.