ÚNICO sitio web oficial de la Santa Sede en el Exilio, de Su Santidad el Papa Alejandro IX, en Argentina.

martes, 5 de febrero de 2013

Motu Proprio Dilectis nostris

Motu Propio

Dilectis Nostris



de Su Santidad Alejandro IX
Siervo de los Siervos de Dios
Sobre el Concilio Ecuménico de Moreno


Nuestro amado predecesor León XIV convocó durante su pontificado un Concilio Ecuménico en la Sede Apostólica de Moreno, el cual se vio interrumpido con su repentina muerte, la cual aún lloramos y lamentamos grandemente. Ya en las últimas sesiones, elementos disruptivos, aliados con el Enemigo de la Raza Humana, el Demonio, intentaron malograr el Concilio, introduciendo en los debates doctrinas extrañas, ya condenadas por la Iglesia y que los Padres Conciliares, fieles al mandato de Dios, rechazaron de lleno.
No obstante el Concilio quedó suspendido con la muerte del papa León XIV, muchos han llamado a una reapertura del mismo. Esas llamadas ocurren hasta el día de hoy: cartas, mensajes, exhortaciones, sermones... todo ha servido para informarnos que la Iglesia necesita una reunión Conciliar, que la Iglesia debe continuar con su reforma, con su regreso a la disciplina tridentina por medio de un Concilio Ecuménico.
Pero nosotros hasta ahora nos hemos llamado a silencio. Nos limitamos a prohibir la circulación de las actas del Concilio, así también como a dejar en claro que las Constituciones de dicho Concilio no pueden ser consideradas Magisterio si no es con Nuestra Promulgación. Hoy, es necesario, en cambio, dar un paso mas y acallar a quienes desean una reunión Conciliar para herir a la Iglesia Remanente. Por ello hemos decidido la publicación de éste motu proprio que deberá ser leído en todas las Iglesias antes de la homilía, desde el día de hoy, en el cual entra en vigencia, hasta el día domingo 10 de febrero.

1. Es nuestra voluntad que todos los Patriarcas, Cardenales, Arzobispos, Obispos, Vicarios, Sacerdotes y fieles sepan y conozcan que el Concilio de Moreno no será convocado hasta que Nosotros decidamos que sea conveniente.
2. Prohibimos expresamente a todos los Patriarcas, Cardenales, Arzobispos, Obispos, Vicarios y Sacerdotes instar a los fieles o esparcir entre ellos la idea de que es menester una reunión Conciliar.
3. Prohibimos a los Patriarcas, Cardenales, Arzobispos, Obispos, Vicarios, Sacerdotes escribir sobre el Concilio de Moreno, o sobre cualquier reunión conciliar futura bajo pena de suspensión a divinis.
4. Prohibimos expresamente la circulación de cualesquier documentación emanada o propia del Concilio de Moreno, y declaramos que todos los textos conciliares son carentes de valor en tanto no cuenten con nuestra firma, porque el Concilio no ha sido reabierto y se encuentra aún suspendido.
5. Decretamos que todas las congregaciones que hasta el presente estaban suspendidas, a partir de la fecha de hoy sean disueltas, que toda la documentación sea remitida a la Santa Sede de forma inmediata.

Todo esto entra en vigencia desde su publicación.


Alejandro IX PP
Dado en Villa María,
a los V días del mes de Febrero del año MMXIII de la Gracia
V de Nuestro Pontificado.