ÚNICO sitio web oficial de la Santa Sede en el Exilio, de Su Santidad el Papa Alejandro IX, en Argentina.

lunes, 10 de marzo de 2014

Despedida del Santo Padre de Francia

En el día de hoy, el Papa Alejandro IX se despidió de la iglesia católica francesa.
Congregados más de 200 fieles llegados de todas partes de aquel, en otro tiempo, cristiano país, recibieron la bendición apostólica en el Seminario de Clémery, junto con los 15 nuevos sacerdotes ordenados por el Sumo Pontífice.
El Papa exhortó a los franceses a permanecer unidos en la Iglesia y ser firmes en la fe:

¡En cuantos, carísimos hermanos se enfrió aquel amor primero! Pero vosotros habéis resistido hasta hoy y seguiréis resistiendo, firmes y fuertes en la fe verdadera. Pero para ello debéis estar atados, sujetos a la Verdadera Iglesia Católica que es la Iglesia Católica Apostólica Remanente y a la autoridad de este servidor humilde e indigno, que por la Gracia de Dios, fue elevado al cargo de Vicario de Cristo.
...Todos ustedes tienen la oportunidad de restaurar la fe en sus trabajos, en sus escuelas, en todos los rincones de Francia. Es vuestro compromiso, es vuestra obligación...
...¡Qué privilegio, carísimos hermanos! En Francia es donde Dios quiso poner su principal seminario para formar a los verdaderos y únicos sacerdotes católicos que hoy quedan en el mundo. ¿Cómo es que no agradecéis este don precioso? ¿Cómo es que habéis dejado pasar semejante gracia? Yo os he preguntado en más de una ocasión ¿habéis sostenido al seminario? ¿habéis contribuído con la formación sacerdotal? Veo a muchos de ustedes con las mejores galas, aquí, para despedirnos, pero ¿Y si hubierais entregado ese dinero a esta hermosa casa de formación? Quizás dos sacerdotes más estarían hoy aquí...
Estos sacerdotes recientemente ordenados, están prestos para luchar y combatir. Vosotros debéis escucharles, debéis obedecerles, debéis asistirles. Ellos deben transmitir la doctrina fielmente y así, con firmeza y con fuerza, el catolicismo volverá a reinar en toda Francia y en todo el mundo.