ÚNICO sitio web oficial de la Santa Sede en el Exilio, de Su Santidad el Papa Alejandro IX, en Argentina.

jueves, 19 de febrero de 2015

Reflexión sobre el retiro espiritual

Del domingo 15 al miércoles 18 de febrero, se realizó en la Santa Sede Apostólica en el Exilio un retiro espiritual del que participaron los cardenales y obispos residentes en la Santa Sede y otros venidos desde muy lejos. El mismo, fue predicado por Su Eminencia el Cardenal John Alex de la Compasión.
En dicho retiro, la jerarquía eclesiástica pudo encontrarse con Dios de una manera muycho más profunda e interior, meditaron y entregaron sus dolores, pesares y sufrimientos como ofrenda al Señor y llevaron ante él las lágrimas y pesares de todos los verdaderos fieles que descansan en ellos. El Cardenal John Alex dijo:

Por eso, mis queridos hermanos en el sacerdocio, tenemos que recordar que del polvo fuimos sacados y a él volveremos, si es que antes no llega Cristo, tal como lo dicen las profecías. Vivimos en los últimos tiempos, las señales son conocidas por todos y en Roma, el Anticrist pisotea todo lo que es sagrado. Sin embargo, mis queridos hermanos, no sabemos cuando vendrá Jesucristo, pero vendrá.
¿Cómo preparamos a los fieles para esta venida? ¿Cómo consolamos al pueblo de Dios? Nos hemos confesado y exigimos a nuestros confesores que realicen bien su trabajo, pero ¿Cuántos sacerdotes prestan a sus fieles la atención debida? Si nosotros estamos cansados y agobiados ¿Cómo estarán nuestros fieles?
En el día de hoy, mientras cerramos este retiro espiritual intensivo, podemos sentir en nuestras venas el viril amor por la Iglesia y por el Papa... el Papa que está como uno de ustedes, de nosotros, aquí, de rodillas ante el Santísimo. ¡El Papa que se reconoce pecador y pide a Dios por sus pecados y por los pecados de los sacerdotes y obispos de la Iglesia Católica Remanente! ¡El Papa que es realmente humilde y se reconoce como no-santo en contra de la fama que se ha ganado entre el pueblo cristiano...! y sin embargo el mismo Papa está aquí... pidiendo al Señor que le de fuerzas... está aquí... pidiendo al Señor que le de el Alimento Espiritual... y si el Papa, siendo el Vicario de Cristo así lo hace ¿No lo deberíamos hacer también todos nosotros? ¿No deberíamos exigirlo a nuestros sacerdotes?
Por ello, debemos poner todas nuestras energías en el servicio a la Iglesia. Sólo así podemos cumplir el mandato de Nuestro Señor.