ÚNICO sitio web oficial de la Santa Sede en el Exilio, de Su Santidad el Papa Alejandro IX, en Argentina.

lunes, 28 de diciembre de 2009

Mensaje de Navidad de Su Santidad Alejandro IX



Nuestro credo reza que Dios se hizo hombre ¡Que hermoso misterio el de la Encarnación! Por medio de aquel milagro, por medio de aquel suceso lo mas perfecto se encarno, se hizo carne a fin de que muchos alcanzaran la gracia de la Salvacion.
Nos, Alejandro, indigno Siervo del Señor dirijimos nuestras palabras a todos aquellos hermanos en la fe, aquellos que pertenecen a la verdadera Iglesia Catolica fuera de la cual es imposible salvarse y no se encuentra ninguna Gracia. En esta navidad no podemos sino renovar nuestros deseos de que el Hombre Perfecto, aquel que vino a la tierra en busca de los pecadores, de los perdidos, de aquellos que estaban extraviados, mas que por la gracia de la predestinacion al ver su Luz reconocieron al Salvador, ilumine el corazon de aquellos que aun estan en tinieblas y asi, convertidos a la fe verdadera puedan ingresar a la Iglesia de los Perfectos.
Todavía hoy lloramos la muerte de Nuestro Predecesor León XIV, quien inicio la obra de la restauración de la jerarquia catolica y que, desde el momento mismo de su elevación al Trono de Pedro no dejo de inistir en aquella vieja y hermosa enseñanza de la Iglesia de Siempre: aquel que era inmensamente rico se hizo pobre, nacio entre los pobres y llevo una vida austera y humilde. Y Dios se hizo hombre por nosotros, nos repite San Agustin, el mas grande de los teologos y filosofos del cristianismo… Dio se hizo hombre por los hombres y los hombres deben alegrarse por este misterio por el cual comienza la obra de la redencion. El Hombre perfecto, aquel que naciera sin pecado llego a la tierra, instalo su carpa entre los hombres y les dio la luz de la Verdad. Pero los hombres no quisieron ver la luz, porque estaban ciegos del odio, el rencor, la miseria… Mas a unos Dios le dio la posibilidad de ver. Hoy, carisimos hermanos ocurre lo mismo, Nuestro Señor le dio a unos pocos la posibilidad de ver la verdad, que es esta Iglesia que nosotros formamos, a los otros en cambio, los usara para demostrar su justicia cuando derrame entre nosotros, entre el remanente su misericordia.
Cristo ha nacido, y ha nacido para nosotros que somos su Iglesia, que somos la Iglesia de ayer, somo la Iglesia hoy, y que seremos la Iglesia triunfante, la Iglesia de los perfectos, la Iglesia de los predestinados… de aquellos que no mancharon sus vestiduras.
Con Nuestra Bendicion Apostolica…

Alejandro IX PP

Decretum de Su Santidad Alejandro IX

DECRETUM
DE SU SANTIDAD ALEJANDRO IX
SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS
CONTRA EL USO DE LOS MISALES ILÍCITOS
A TODOS LOS PATRIARCAS, ARZOBISPOS, OBISPOS Y SACERDOTES EN PAZ Y COMUNIÓN CON LA SANTA SEDE EN EL EXILIO



Ha llegado a nuestros oídos que entre vosotros subsiste aún la costumbre de utilizar ciertos calendarios y libros litúrgicos diferentes al que Nos hemos aprobado y promulgado para el uso en la Santa Iglesia. Dichos libros y calendarios contienen fiestas que Nos hemos eliminado o trasladado, fiestas que fueron suprimidas en tiempos antiguos o que, en el peor de los casos no las tenían por haber sido elaborados por herejes públicos y notorios. Y en algunos calendarios, d hecho, varios herejes públicos y notorios figuran y son recordados porque algunos de vosotros derivan de ellos sus linajes episcopales.
Es por ello que, revestidos de la Santa Autoridad que nos fue entregada por Cristo, y en virtud de los poderes que poseemos, ordenamos que no exista en la Santa Iglesia Católica, para el rito Latino, más calendario que aquel que fuera aprobado en época de San Pío X, que Nos, Alejandro IX, Siervo de los Siervos de Dios hemos restaurado y aprobado.
Ordenamos de la misma manera que no se utilice ningún misal que no sea el de la edición de San Pío X bajo pena gravísima de excomunión.
Derogamos por estas letras cualquier otro calendario, especialmente aquellos que figuran bajo el nombre de “Calendario de los Viejo-Católicos” o “Calendario de la Iglesia Brasileña”, o cualquier amalgama de ellos. También, ordenamos que el Calendario Litúrgico aprobado por Nuestro Amado predecesor sea derogado y deje de utilizarse allí donde aún hoy lo es.


ALEXANDER IX PP.
Dado en Villa María,
XII de Noviembre del año MMIX de Nuestro Señor Jesucristo.

El Papa deroga los misales no aprobados por la Santa Sede

Desde hace bastante tiempo, la Sagrada Congregación para la disciplina de los sacramentos a cargo de SE Michael Cardenal Schultz reunió información de distintas diócesis y misiones en las cuales se utilizaban distintos misales, todos ellos "tridentinos", pero correspondientes a diferentes ediciones e incluso calendarios litúrgicos.
Fue así que Su Santidad Alejandro IX, convocó en varias oportunidades a la Santa Sede a los obispos a fin de recordarles que el uso del Misal de 1962 promulgado por el Antipapa Juan XIII-2 era absolutamente ilícito en la Iglesia Católica. Sin embargo, y teniendo en cuenta que muchos pretextaban que no poseían libros liturgicos con los cuales remplazar el Misal del antipapa, Su Santidad redactó un decreto con fecha del 12 de noviembre en el cual prohibe no solo el Misal de Juan XXIII-2, sino cualquier otro que no sea el que la Santa Sede apruebe.