ÚNICO sitio web oficial de la Santa Sede en el Exilio, de Su Santidad el Papa Alejandro IX, en Argentina.

martes, 6 de abril de 2010

Notificación sobre Diana C. Dale y "The Apostolic Catholic Orthodox Church"

Comunicado de la Santa Sede

En el día de hoy, martes seis de abril del año 2010 de la Encarnación de Nuestro Señor Jesucristo, Cuarto desde la Restitución del Pontificado y Primero del Reinado de Su Santidad Alejandro IX, el Santo Oficio elevó al Santo Padre, junto con la Sagrada Congregación de las Iglesias Orientales una respuesta en virtud de varias comunicaciones enviadas por miembros de una secta llamada The Apostolic Catholic Orthodox Church, con Sede en el Estado de Texas.
Algunos miembros de la secta mencionada arriba solicitaron “intercomunión” con algunas parroquias en comunión con el Santo Padre Alejandro IX, Felizmente Reinante. Los prelados norteamericanos giraron a la curia la solicitud junto con un informe desfavorable, pero pidieron una respuesta oficial de la Santa Sede a fin de que la misma fuera leída en todas las capillas, centros de Misa, parroquias y demás institutos de la Santa Iglesia Católica en los Estados Unidos.
Esta mañana, el Santo Padre leyó la respuesta escrita por las congregaciones mencionadas supra y les dio la aprobación. El texto es el siguiente:
  1. El grupo llamado The Apostolic Catholic Orthodox Church, con Sede en el Estado de Texas no es un grupo católico verdadero.
  2. El grupo llamado The Apostolic Catholic Orthodox Church es una secta herética, apostata y ultramodernista que simula la ordenación de mujeres y practica el falso ecumenismo y demás herejías modernistas condenadas por los Santos y Romanos Pontífices.
  3. Todos los “sacramentos” que se dan en esta secta son absolutamente inválidos y los católicos no tienen permitido, por el derecho eclesiastico común a todos acercarse a sus ceremonias.
  4. Si un sacerdote o un obispo asiste a las celebraciones de estos grupos incurre ipso facto en excomunión.
  5. Si un sacerdote o un obispo dan los sacramentos a estos herejes reciben la suspensión a divinis ipso facto.
  6. Ordenamos y declamos que en forma alguna esta secta herética constituye una “iglesia católica cismática” como las orientales, sino más bien una secta en sí misma, sin ningun rastro de doctrina o practica remotamente católica y que por eso mismo se disponen las medidas §4 y §5.
  7. Al ser evidentemente heréticos y anti-católicos, y por estar sus rituales alterados por el modernismo y el liberalismo se declara que todo clero ordenado en esa secta es dudosamente válido, y si la “sucesión” proviene de la Heresiarca Diana C. Dale, líder de este grupo, se considera que esas “ordenaciones” son absolutamente inválidas, totalmente nulas y escándalosas.
El Santo Padre leyó estos siete puntos y los refrendó con su firma y ordenó que desde el día de hoy hasta el día domingo inclusive, sean leídos en todas las Iglesias de Texas y que una copia de esta notificación sea remitida a la hereje pública Diana C. Dale y a todos los que estén en comunión con ella.

Firmado:

S.E Aristóteles Cardenal Papaloupos.
S.S. Alejandro IX. PP.


Dado en Villa María a los VI días del mes de Abril,
Año MMX de la Encarnación.