ÚNICO sitio web oficial de la Santa Sede en el Exilio, de Su Santidad el Papa Alejandro IX, en Argentina.

martes, 13 de julio de 2010

Nuevos sacerdotes en la Iglesia

Signo visible del origen divino de la Iglesia son las conversiones. Este pasado domingo cuatro nuevos sacerdotes se unieron a la Santa Iglesia Católica Apostólica Romana en el exilio, se trata de los sacerdotes Jose Luis Abel, Julian Kalspinskis, Ignacio Raba y Edelmiro Gutiérrez.
Estos sacerdotes provenientes del sedevacantismo fueorn admitidos en el Seno de la Iglesia luego de que se realizara el examen correspondiente y siguiendo las formulas prescriptas en la Tradición para los sacerdotes ordenados fuera de la Iglesia Católica.

El Santo Padre en el Sermón habló muy claramente sobre la absoluta importancia de estar sometido a la Sede Apostólica en el Exilio:

Grande y valiente fue la opción que vosotros habéis elegido... muy
diferente a la de otros que, pretendieron engañar a Nos, Vicario de Cristo y
también al Espíritu Santo que todo lo ve. Quienes pretenden vivir bajo el error,
la mentira y el engaño confirman no ser hijos de Dios, sino esclavos del Pecado
y la Perdición, pero en vosotros se confirma la Misericordia de Dios, la
predestinación de los Santos, la comunión con la Iglesia Verdadera... vuestra
unión es indicio de predestinación y aliento para aquellos que, aún hoy dudan de
la verdad.

Luego de la Misa, el Santo Padre recibió en audiencia privada a los cuatro sacerdotes. Según informó el Cardenal Emilio Javier estos padres serán destinados a diferentes Iglesias:

Cardenal Emilio: Es la intención del Santo Padre. Estos sacerdotes conocerán más de nuestra espiritualidad y nuestra formación trabajando codo a codo con otros sacerdotes que llevan más tiempo en la Iglesia.

Pregunta: La Santa Sede en un comunicado informó sobre estos sacerdotes que estaban prontos a entrar en comunión con el Santo Padre ¿El proceso se vio retardado a causa del escándalo del Obispo Duarte?

Cardenal Emilio: El Obispo Duarte fue una gran decepción, porque nosotros invertimos tiempo, incurrimos en gastos y sobre todo el Santo Padre ordenó movilizar recursos para él. Lógico, no era cualquiera, sino un obispo cuya sinceridad era innegable al principio. En sí temimos que el Obispo Duarte tratara de reclutar a sacerdotes que estaban por entrar en comunión con Alejandro IX para llevarlos a su secta. El proceso de admisión a la Iglesia tiene su tiempo, hay que tener certeza moral de los candidatos... le digo que lo del Obispo Duarte si de algo ayudó fue para ser más cautos. Estas cuatro conversiones lo demuestran.