ÚNICO sitio web oficial de la Santa Sede en el Exilio, de Su Santidad el Papa Alejandro IX, en Argentina.

jueves, 17 de marzo de 2011

Carta Apostólica Magno Gaudio: Proclamación del Año Santo

Carta Apostólica
MAGNO GAUDIO


De Su Santidad Alejandro IX
A todos los fieles anunciando el Año Santo por el V aniversario
de la Restauración de la Sede de Pedro




Con gran alegría Nos, Alejandro IX nos dirijimos a todos vosostros, fieles de la Iglesia de Dios que recibieron del Señor la gracia de pertener a la Iglesia Verdadera y así, entrar en el camino de la salvación. Como bien sabéis, se acerca el día veinticuatro de marzo y en ese día, la Iglesia celebra la restauración del Pontificado luego de la gran sedevacancia que se extendió desde la muerte de nuestro predecesor San Pío XII.

En virtud de que este es el quinto año desde la restauración de la Silla Apostólica, Nos, Alejandro IX hemos decidido, luego de oír el sentir de los obispos y cardenales reunidos en el Sínodo de Mar del Plata proclamar el AÑO SANTO. El mismo se extenderá entre el 24 de marzo del año 2011 presente hasta el próximo 24 de marzo del 2012. Ordenamos y establecemos que el día 24 de marzo se celebre la Santa Misa en Honor a la Sede Apostólica en el Exilio y del Santo Padre Felizmente reinante, para que Nuestro Señor mantenga fuertes y firmes en la fe, a todos los miembros de la Iglesia, la Docente y la Diciente, a los Clérigos y a los Laicos.

Carísimos hermanos, hoy más que nunca es menester permanecer unidos a la Iglesia, al magisterio, a la doctrina que emana de la Santa Sede. Hoy más que nunca debemos rendir nuestro orgullo ante el poder de Dios que se manifiesta en la Santa Misa y en el Dogma de la Fe el cual no puede ser alterado por nadie, porque proviene de Cristo Mismo.

Convido entonces a todos los católicos a que se sumen en este año a las plegarias para el sostenimiento de la Iglesia y del Sumo Pontífice.




Con mi bendición apostólica
Alejandro IX PP
Dado en Villa María,
A los 16 días del mes de Marzo del año MMXI de la Gracia,

Tercero de Nuestro Pontificado.