ÚNICO sitio web oficial de la Santa Sede en el Exilio, de Su Santidad el Papa Alejandro IX, en Argentina.

viernes, 6 de julio de 2007

Comunicado oficial sobre la salud del Papa León XIV

ANUNCIO DE LA SANTA IGLESIA CATÓLICA APOSTÓLICA REMANENTE.
SU EXCELENCIA ILUSTRÍSIMA JUAN BAUTISTA CARDENAL BONETTI.
PREFECTO DE PRENSA Y PROPAGANDA.
En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
Nos comunicamos con todos ustedes a fin de despejar los rumores que se han corrido acerca de la salud del Santo Padre León XIV, luego de haber recibido muchos e-mails preguntándonos sobre el asunto.
El Santo Padre el día 8 de agosto del presente año se descompuso mientras trabajaba en la Biblioteca del Palacio Apostólico, quienes corrieron a atenderlo notaron inmediatamente el sangrado de las encías y de la nariz, por lo que fue rápidamente trasladado a la sala de primeros auxilios del Palacio Apostólico, desde donde fue llevado a la Clinica Privada en Luján, donde el Santo Padre es atendido. Se realizaron estudios y se lo tuvo en observación.
Allí se diagnosticó que el Santo Padre sufre de LEUCEMIA.
Luego de informado, Su Santidad felizmente reinante, León XIV pidió estar a solas unos minutos y luego hizo llamar al Cardenal Camarlengo de la Santa Sede, Juan José de la Compasión a quien le entregó una carta en la que nombraba dos legados pontificios para que asistieran, con plenos poderes, como vicarios del Sumo Pontífice a las reuniones del Sacrosanto Concilio. Los designados fueron el Cardenal Reinhart Müller y el Cardenal Giovanni Garbini, a quienes el mismo Cardenal Juan José de la Compasión comunicó el estado de salud del Santo Padre y les mandó a guardar silencio y secreto hasta que, Su Santidad creyera conveniente comunicar su enfermedad.
El día 14 de agosto, el Santo Padre publicó la Constitución Apostólica “Sede Apostólica Vacante”, en la que disponía de todas las medidas que debían tomarse para la elección de un nuevo pontífice. El día 16 de agosto, el Santo Padre perdió el conocimiento y no lo recuperó hasta el día 20 del mismo mes. Ese día ordenó le trajeran una pluma y papel para escribir su testamento, el cual fue luego leído por el Cardenal Emilio Javier de la Compasión, guardado en un sobre sellado y entregado para su custodia al Cardenal Adolf Grimm, quien lo depositó en el Banco de la Santa Sede.
Finalmente el día 1º de septiembre, el Santo Padre, León XIV volvió a la Santa Sede de Moreno, donde convocó al Concilio a una sesión extraordinaria para informar su estado de salud. Los asistentes se mostraron acongojados por la salud del joven Vicario de Cristo de solo 24 años de edad. Luego de concluido el informe, el Santo Padre se retirópor sus propios medios a sus habitaciones, donde permaneció orando hasta la ora de la cena.
El día domingo 2 de septiembre, durante los anuncios, en la Misa Solemne celebrada por el Cardenal José Luis Moure, se informó al pueblo que Su Santidad sufre de Leucemia y se pidió que todos oren por su salud física y espiritual.
En el día de ayer, miércoles 5 de septiembre, el Santo Padre ordenó al Prefecto de Prensa y Propaganda, quien estas líneas suscribe, que se informara a todos los fieles del mundo la actual situación.
Les pedimos a todos en esta hora aciaga que oren por el alma de Su Santidad León XIV.
Dado en la Santa Sede de Moreno, a los 6 días del mes de septiembre del año de Nuestro Señor Jesucristo 2007.
S.E.I JUAN BAUTISTA CARDENAL BONETTI.