ÚNICO sitio web oficial de la Santa Sede en el Exilio, de Su Santidad el Papa Alejandro IX, en Argentina.

jueves, 16 de abril de 2009

Reliquias a la Iglesia

El Prefecto de la Sagrada Congregación de las indulgencias y reliquias, SE Santiago Cardenal Ruíz-Diaz ha comunicado que en muy poco tiempo volverán a la Iglesia Católica importantes reliquias que hasta el día de hoy se mantienen en manos de los Apóstatas de la Iglesia Vaticana.
Según informó el prelado:

solo se quiere dar curso a la orden del Santo Padre, quien considera
inconcebible que hasta el día de hoy sean ellos (los herejes del Vaticano)
quienes tengan los mas preciados tesoros de la cristiandad.

Encíclica: Ecclesia Mater et Magistra

CARTA ENCÍCLICA
Ecclesia Mater et Magistra



DE SU SANTIDAD ALEJANDRO IX,
Siervo de los Siervos de Dios
para perpetua memoria



La Iglesia, que es Madre y Maestra siempre ha resguardado la dignidad del Papa, muy especialmente confirmada por el Concilio Vaticano I, el cual definió de forma definitiva el dogma de la infalibilidad y jurisdicción universal del Romano Pontífice.

Algunos autores contemporáneos, y lo que más lamentable, dentro de la Iglesia Católica, la Barca de Salvación que Nos, como Sucesor Legítimo de San Pedro, Vicario de Cristo, conducimos al presente, viendo la evidencia de que no tenemos poder efectivo sobre la Ciudad de Roma por estar esta usurpada por el Anticristo, han declarado que el Sumo Pontífice no es más el Romano Pontífice, como si fueran estas dos cosas que se pudieran separar, mientras que la primera se deriva de la segunda, porque la Segunda viene de la Verdad de que el Papa es el Obispo de Roma, y por ser Obispo de Roma es el Sumo Pontífice, Patriarca de Occidente «y de la Tierra Toda» como enfatizara nuestro Venerable Predecesor Su Santidad León XIV.

El Santo Oficio, atendiendo a nuestras ordenes ha decidido quitar de los seminarios para su purgación, todos los escritos que de alguna u otra manera pudieran inducir a un pensamiento similar, porque si bien esa postura puede ser hija de una buena Intención, no deja de ser errónea, herética, cismática o conducente al cisma, y por lo tanto reprensible. Y En tanto y en cuanto el Concilio convocado por Su Santidad de Venerable Memoria León XIV fue malogrado por algunos que en vez de transmitir la Verdad de Cristo, quisieron imponer sus fantasías, ha de alguna manera sugerido doctrinas similares, Nos ordenamos que sus decretos al respecto, que jamás fueron aprobados por Su Santidad León XIV, queden sin ningún efecto, porque un Concilio es valido y su letra está viva porque el Papa los signa y con ello los promulga, y un Papa solo puede promulgar la Verdad.
Viendo además que el Concilio, desviándose de la Verdad de la que debía ser fiel transmisor, dominado por elementos amantes del Error trató de dar a los fieles poderes de los que no estaban investidos, que incluso argumentó que los fieles tenían poder para elegir a sus obispos, Nos, por nuestra Santa Autoridad, declaramos que esos textos sean quitados de circulación porque son una afrenta a la Dignidad Suprema y al Universal poder del Romano Pontífice, para Nos, Nuestros Predecesores y nuestro Sucesores hasta la llegada de Nuestro Señor Jesucristo.

Habiendo sido el Concilio malogrado por los servidores de Satanás, hemos ordenado finalmente al Santo Oficio que realice una investigación, a fin de que los nombres de todos aquellos que formaron parte del contubernio para desviar y hacer una nueva apostasía en el seno de la Santa Iglesia sean denunciados y despojados de todos sus bienes y honores dentro de la Santa Iglesia, Una, Santa, Católica y Apostólica. 

Por ello mismo, decretamos, ordenamos y establecemos que, por estas letras, sea sabido por todos los hombres que la Reunión Conciliar de Moreno queda disuelta, y que los decretos aprobados serán publicados y que solo se podrá hacer referencia a ellos en caso de que así lo fueran, teniendo nosotros la potestad de poder anular dicho concilio si el Santo Oficio concluyera que así debiera ser para mayor salud del Pueblo Cristiano.


Dado en Villa María,
a los 16 días del mes de abril del año MMIX de la Gracia
Primero de Nuestro Pontificado
ALEJANDRO IX


El Verdadero Papa de la Iglesia Católica

Nombre en el siglo: Alejandro Tomás Greico.
Nombre religioso: Alejandro de la Compasión.
Fecha de nacimiento: 22 de abril del año 1983.
Edad: 25 años.
Fecha de ordenación sacerdotal: 6 de diciembre del año 2005, de manos de Su Excelencia Reverendísima, Monseñor Oscar de la Compasión.Fecha de consagración episcopal: 8 de diciembre del año 2008, de manos de Su Excelencia Reverendísima Monseñor Oscar de la Compasión.


El día 24 de marzo del año 2006, tras la elección pontifica, todos los obispos de la Orden de Nuestra Señora de la Compasión recibieron las ordenes sub conditione (incluido el Papa León XIV) de manos de Sus Excelencias Mons. John William Blackhill, Mons. Raúl Francisco Tejada y Mons. Mons. Raphaël Cloquell.



Cargos y cronología en la Iglesia:

  1. Obispo misionero 2005-2006.

  2. Director de formación teológica en la Orden de Nuestra Señora de la Compasión.

  3. 24 de marzo del año 2006: elector en el Conclave extraordinario.

  4. 25 de marzo, creado Cardenal de la Santa Iglesia por S.S. León XIV.

  5. 27 de marzo, nombrado Obispo de Buenos Aires, Argentina.

  6. 1º de abril: Prefecto del Santo Oficio. Título de "Inquisidor General".

  7. 2 de febrero de año 2008, renuncia a todos los honores y títulos en la Iglesia dados por el difunto Papa León XIV.

  8. 5 de abril del año 2008, Invitación del Papa Inocencio XIV a retomar sus funciones como Prefecto de la Inquisición , declinando la oferta.

  9. 15 de mayo del año 2008: Junto con varios cardenales y obispos de la Iglesia salen de la Residencia Apostólica en Moreno y se dirigen a Villa María, finca privada donada a la Iglesia situada en la Provincia de Buenos Aires, donde se instalan.

  10. 20 de mayo del año 2008: Reunión con el Santo Padre Inocencio XIV en representación de los Obispos de Villa María, entregándole el petitorio solicitando la urgente reforma en el Seno de la Iglesia.

  11. 22 de mayo del año 2008: recibe la orden del Papa Inocencio XIV para preparar todo lo correspondiente, en Villa María, para una nueva elección pontificia, al tiempo que se le devuelve la dignidad de Cardenal

  12. 24 de mayo del año 2008. El Conclave reunido en Villa María elige por aclamación al Cardenal Alejandro de la Compasión como Nuevo Vicario de Cristo.

La Iglesia hoy


La Iglesia Católica está reconstruyendo sus estructuras tras el terrible eclipse que significó la apostasía masificada del Concilio Vaticano II. Hoy, la Iglesia, con una jerarquía restaurada y comandada por el Sumo Pontífice mantiene viva la herencia que nos transmitieron nuestros Padres, los Apóstoles. Nuestro amor por la tradición no es apego a lo “viejo”, no es “nostalgia” por una liturgia, por unas normas de vestimenta o por títulos o cosas similares. No. Nosotros mantenemos la Fe Cristiana primitiva, tal como lo hizo la Santa Iglesia por siglos antes de la terrible traición por los infiltrados.
Nuestro mensaje no es nuestro, es el que hemos recibido desde los primeros siglos y nos limitamos a transmitirlo, para que la Iglesia perdure por siglos, tal como Cristo lo prometió. Obispos, sacerdotes y religiosos están trabajando duramente, en este mundo que odia al Evangelio para convertirlo a la Verdadera Religión , llevando a muchos el Mensaje de Salvación, bautizando, dando Misas y así, muchos se van sumando a las filas de la Iglesia Católica Romana en el exilio.
No somos una nueva Iglesia, somos la Iglesia de siempre, la Iglesia fundada por Cristo y que tuvo a San Pedro como primer Papa. Somos los herederos de aquella misión que se encomendó a los Apostoles de llevar la Buena Noticia a todos los hombres y bautizarlos en la Santísima Trinidad.
Nuestras instituciones han sido reavivadas tras el Eclipse que sufrió la Iglesia y que fue predicho por la Virgen en La Sallete. Hoy , restituidas, están fortificadas y son dirigidas por hombres de todas las edades, muchos jóvenes, que con celo administran los asuntos de la Iglesia. No encontrarán entre nosotros Cardenales con grandes insignias, no verán las largas capas... ellos son los asesores del Papa, sus consejeros, sus ministros inmediatos; al igual que los obispos visten simples sotanas, sus cruces son de metal pobre o madera en el mejor de los casos, como de metal son sus anillos. Los Obispos son miembros de sus comunidades, aunque por la situación actual tienen que viajar a visitar lugares lejanos para consolar a los fieles y asistir con sus consejos y poderes a los sacerdotes que de ellos dependen.
Nuestras iglesias son simples y pequeñas, muchas son humildes y para algunos no merecen otro nombre que el de simples "capillas", pero en ellas se da la Verdadera Misa Católica en comunión con el Verdadero Papa, por lo que son los únicos lugares de todo el mundo donde se realiza un sacrificio agradable a Dios.
El trabajo de la Iglesia se manifiesta además en la caridad, en la ayuda a los pobres, en los colegios católicos que estamos construyendo para nuestras pequeñas, pero crecientes comunidades esparcidas por el mundo. Las grandes familias de fieles están fructificando en vocaciones, sacerdotes alejados de la Verdad se acercan y solicitan ingresar a la Verdadera Iglesia Católica y son aceptados, aceptando ellos las consecuencias del Verdadero Servicio a Cristo.
Somos la Verdadera Iglesia , fuera de la cual no hay salvación. No traicionamos, no nos vendemos, no pedimos nada, damos lo poco que tenemos, y lo damos por nuestros hermanos.



S.S. ALEXANDER IX PP.

Palacio Apostolico de S.S. Alejandro IX (2)



Altar de la Capilla Privada del Papa Alejandro IX en el Palacio Apostólico
En Villa María, General Rodriguez, Provincia de Buenos Aires. Argentina.

Palacio Apostolico de S.S. Alejandro IX



Vista del Palacio Apostólico, residencia Papal en el Exilio

Villa María fue donada por una familia de fieles a la Iglesia. Consistía en parte de una antigua estancia. Tras la muerte del Papa León XIV, Monseñor Alejandro de la Compasión (hoy Papa Alejandro IX) se mudó a ese lugar con varios obispos y sacerdotes a fin de acondicionarlo. Cuando llegaron, estaba el viejo casco de estancia, derruído. Con maderas, paja y esfuerzo acondicionaron el lugar como capilla, instalándose en carpas donde dormían. Comían al aire libre apenas sí para reponer fuerzas y continuar con los trabajos de construcción de la capilla, salones, y demás edificios. Con la ayuda de muchos fieles, se adquirieron casillas prefabricadas que aceleraron el crecimiento de "Villa María".
Lo último que se construyó fue la casa en la que vive el felizmente reinante Papa Alejandro IX y que pueden apreciar en la foto.