ÚNICO sitio web oficial de la Santa Sede en el Exilio, de Su Santidad el Papa Alejandro IX, en Argentina.

sábado, 30 de marzo de 2013

Viernes Santo

Palabras del Santo Padre tras el Vía Crucis


Hoy, Viernes Santo, somos testigos del mayor crímen de la historia: el deicidio cometido por los judíos, quienes por Odio al Creador, Mataron al Verbo Encarnado. Hoy, recordamos ese crimen horrible, pero no somos como los herejes de la Iglesia del Vaticano II. A Cristo Nadie le quitó la vida, él la entregó por su propia voluntad para redimirnos. Su Sangre, lava nuestros pecados y prepara a la Iglesia de los Elegidos, que somos Nosotros aquí reunidos hoy.
Queridos hermanos, mis amigos... La Iglesia hoy sufre y llora como lloró San Juan, como lloró la Augustísima Madre de Dios, la Siempre Virgen María. ¡Qué piedad! ¡Qué sujeción a la Voluntad de Dios! ¿No vemos el contraste con el mundo moderno? ¿No tenemos acaso, incluso cerca de Nosotros a muchos que en vez de someterse a los dictados de Dios deciden imponer sus propias leyes, su propia voluntad? Hoy la Iglesia los convoca a vivir como Nuestra Madre, como San Juan... pero algunos prefieren las comodidades del mundo. Hoy, Judas tiene sus discípulos.
Carísimos, para que se cumplan las leyes de la Iglesia, Nosotros hemos decidio hacer Vigilia, Ayuno y Penitencia hasta el Domingo de Pascua.
Rogamos a Dios, Omnipotente, que de fuerzas a los fieles verdaderos para cumplir con la Voluntad de Dios.

viernes, 29 de marzo de 2013

Jueves Santo



“¡Oh Dios!, de quien recibió Judas el castigo de su pecado, y el ladrón el premio de su confesión: concédenos el efecto de tu clemencia; para que así como nuestro Señor Jesucristo, en su Pasión, dió a ambos el diverso galardón de sus méritos, así también, destruido el hombre viejo, nos conceda la gracia de su resurrección”. (Oración de la Santa MisaIn coena Domini)

miércoles, 27 de marzo de 2013

Carta del Santo Padre por el cual se explica el Decreto "Mandatorias"


Carta del Santo Padre por el cual se explica el Decreto "Mandatorias"


Queridos hermanos,
El día de 26 de marzo, Nos, hemos promulgado un decreto bajo el nombre de "Mandatorias" por el cual se establece el código de conducta y vestimenta que deben seguir todos los fieles de la Santa Iglesia Católica.
El Código tiene como fin restablecer una sociedad cristiana, de hombres y mujeres que recuerden la importancia de preservar la moral y las buenas costumbres para poder expresar su fe y así alimentar la gracia.
No hubiera sido necesrio tal decreto, de no contemplar Nos, con gran tristeza, la uinmoralidad que iba ganando terreno en la Iglesia de Dios: mujeres con pantalones, hombres con camisas cortas, escotes impúdicos y una larga lista de etcéteras que no eran, sino, una afrenta contra Dios y por supuesto la Iglesia. ¿Cómo aquellos que recibieron la Gracia de conocer a la Iglesia Verdadera podían ser librados al pecado de la inmoralidad y la impudicia? ¿De qué manera podíamos tolerar esa liberalidad con la que veíamos, muchos se entregaban a la concupisencia de los sentidos? ¡Qué gran escándalo se cierne cuando un católico decide ir a las playas colocándose bajo ocasión de pecada al contemplar el cuerpo semidesnudo de alguna persona que no forma parte de la Iglesia! Porque fueron las playas y baños públicos, las picisnas y los centros de deportes, frecuentados por fieles y también por infieles uno de nuestras más grandes preocupaciones.
Es por ello, que viendo que os obispos no podían homogeneizar la conducta de los fieles, y que a veces éstos ponían óbice a los dictados de los leg+ímitos superiores, establecimos estas normas que deben ser seguidas por todos.
Nos, Alejandro IX, nos hemos reservado el derecho de modificar, ampliar o redefinir éstas normas según lo consideremos oportuno y necesario para la salud de las almas.

Sin otro particular, os dejo a todos mi bendición apostólica.
Alejandro IX.
Siervo de los Siervos de Dios

martes, 26 de marzo de 2013

Decreto Mandatorias: Código de Conducta


Decreto 

Mandatorias


de Nuestro Santísimo Señor
Alejandro IX
Siervo de los Siervos de Dios

Por el cual se decreta el c{odigo de vestimenta y conducta que deben seguir los fieles


Porque es obligatorio que los fieles mantengan las buenas costumbres a fin de no ofender al Creador, y porque el Señor se encuentra insultado grandemente por las maneras, costumbres y modos que existe en el mundo moderno  Nos hemos decidido promulgar el siguiente código de vestimenta y conducta que debe ser seguido por todos los fieles de la Santa Iglesia. Todas las violaciones son considerados pecados mortales, por lo tanto, es obligatoria la confesión de las violaciones a éste código para recibir la absolución.
Decretamos y determinamos igualmente, que algunos casos en particularmente graves, sean penados con la excomunión.
Corresponde únicamente a Nos emitir indultos especiales o modificar el presente código.



Sobre el atuendo
Se prohíbe terminantemente a las mujeres usar pantalones.
Las faldas que usen las mujeres deben cubrir las rodillas.
Se prohíbe a todos los fieles el uso de pantalones cortos.
Se prohíbe terminantemente el uso de camisas o cualquier otra prenda de mangas cortas.
Las mangas pueden ser recogidas únicamente para la realización de tareas que así lo requieran.
Las camisas y blusas deben estar abotonadas hasta el cuello.
Se prohíbe el uso de prendas confeccionadas con tela de jean.
Se prohíbe a los hombres la utilización de joyas u aros. Sólo se permite el anillo de bodas.
Quedan absolutamente prohidos los tatuajes.
Queda prohibido a los varones teñirse el cabello.
Los varones tienen prohibido el uso del pelo largo.



Sobre los deportes, juegos y esparcimiento.
Los fieles tienen prohibido asistir a playas.
Está prohibido visitar y utilizar piscinas públicas.
Se prohíbe bajo pena de excomunión visitar clubes nocturnos está prohibido.
Está prohibido escuchar o interpretar rock o música popular moderna.
Queda prohibido asistir a cines.
Las obras teatrales que no estén autorizadas por la autoridad eclesiástica no pueden ser vistas por los fieles. Lo mismo vale para los conciertos de música tolerada.
Ver partidos de boxeo está prohibido.
Ver partidos de fútbol está prohibido.
Realizar cualquier deporte que exija el uso de pantalones cortos está prohibido.
Está prohibido ver televisión bajo pena de excomunión.
La lectura de revistas de espectáculos o frivolidades está prohibida bajo pena de excomunión.



Sobre prácticas cotidianas que deben ser consideradas pecados graves.
Se encuentra prohibido bajo pena de excomunión apostar.
Se encuentra prohibido bajo pena de excomunión arrojar monedas a fuentes o pozos de agua.
Se encuentra prohibido consultar horóscopos.
Se encuentra prohibido el uso de talismanes.
Se prohíbe para los fieles los árboles de navidad.
Se prohíbe mentir a los niños con la creencia pagana de "Santa Claus", "Papá Noel" o como se le llame en cada país.
Todas las imágenes de "Santa Claus", "Papá Noel" o como se le llame en cada país están prohibidas.


Todo esto lo mandamos a seguir de forma obligatoria a todos los fieles, recordando que cualquier violación del presente código será considerado un pecado mortal. También, se ordena la Publicación de éste código, su traducción y referencia a éste decreto mayor.


Dado en Villa María, a los 26 días del mes de Marzo del año MMXIII de la Gracia.
IV de Nuestro Pontificado.
ALEJANDO IX.

lunes, 25 de marzo de 2013

Ave María N° 1: Anunciación

Ave María Purísima,

Queridos hermanos. Hoy, 25 de marzo, es el día de la hermosa fiesta de la Anunciación del Arcangel San Gabriel a la Virgen María. En aquel entonces, ella recibió el mensaje de Dios, en el cual se le pedía que aceptara ser la Madre de Dios. Con su "fiat" la Virgen dió paso a la encarnación del Verbo.
¡Gloriosa la Madre de Dios! ¡Gloriosa la Virgen María! Hoy la Iglesia celebra éste día con mucho entusiasmo.
Nosotros, queridos hermanos, unidos por la Comunión de los Santos, queremos que cada fiel de la Iglesia de gracias a la Santísima Trinidad y a la Santísima Virgen María, la Madre de Dios. Por eso, hemos prescripto que en todas nuestras Iglesias, se recite hoy el Ángelus y el Santísimo Rosario.
Que Dios Nuestro Señor les bendigan y que la Santísima Virgen os cubran con su manto.

Con Nuestra Bendición Apostólica,
Alejandro IX
Siervo de los Siervos de Dios

domingo, 24 de marzo de 2013

Fiesta de la Restauración del Trono Pontificio

El 24 de marzo, la Santa Iglesia Católica Apostólica Romana 
La Iglesia Remanente en el Exilio 
celebra el día de la Restauración del Trono de Pedro.



El 24 de marzo del año 2006, un grupo de valientes obispos decidieron poner fin al estado de Sede Vacante en el que se encontraba la Santa Iglesia Católica Apostólica Romana.
Aquel día, fue lecto el obispo argentino Oscar Michaelli, superior de la Orden de Nuestra Señora de la Compasión, quien tomó como nombre el de "León XIV".
Con el Papa León XIV se inició un nuevo periodo en la Iglesia Católica, el periodo de la Restauración.
El papa Alejandro IX, quien fue cardenal del Papa León XIV de feliz memoria, envía a todos los fieles su mensaje:


Queridos hermanos,
Hoy celebramos la fiesta de la Restauración del Trono de Pedro. Han pasado ya siete años desde aquel acontecimiento único. ¡Cuántas cosas han ocurrido en nuestra historia! Siete años no son nada para el Señor, pero son mucho para los hombres. Hoy, os dirijo mi palabra, cumpliendo el mandato de Jesucristo Nuestro señor de confirmar en la fe a mis hermanos... vosotros sois mis hermanos, a vosotos dirijo mi palabra para decirles que la Iglesia Miliatnte está avanzando, con dificultades, si, pero avanza, camina por la senda del señor. Quienes prevalecen son los elegidos, aquellos cuyos nombres están escritos en el libro de la vida.
Queridos hermanos, hoy, en la fiesta de la Restauración del Trono de Pedro, les rogamos que renueven sus promesas de fidelidad al Sumo Pontífice, para que Nuestra Misión pueda ser realizada, con la Gracia de Dios, sin la cual, nada puede ser hecho.
En este día, impartimos Nuestra bendición Apostólica.

Dado en Villa María,
A los 24 días del mes de marzo del año MMXIII de la Gracia.
IV de Nuestro Pontificado.

ALEJANDRO IX
SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS

jueves, 14 de marzo de 2013

Declaración de la Santa Sede en el Exilio sobre la elección del Antipapa Bergoglio

DECLARACIÓN OFICIAL
DE LA SANTA SEDE EN EL EXILIO
SOBRE LA ELECCIÓN DE 
JORGE MARIO BERGOGLIO
COMO ANTIPAPA FRANCISCO



El día de 13 de marzo, el falso Cónclave realizado en Roma, compuesto por cardenales apóstatas, miembros de la Iglesia Montiniana, creada por el Antiapap Pablo VI, elegió a un sucesor del Antipapa Benedicto XVI: Jorge Mario Bergoglio, de nacionalidad argentina. El señor Jorge Mario Bergoglio tomó como nombre "Francisco".
La Santa Sede en el Exilio vuelve a hacer pública su posición sobre el actual estado de la Sede de Roma, que se encuentra, como ocurrió en el pasado, en manos de un Antipapa. Hoy, el Antipapa Francisco gobierna la falsa Iglesia Montiniana, una religión falsa que no adora a Dios sino al Demonio. Dicha secta es la predicha en el Apocalipsis como "Babilonia, la Gran Ramera", y "La Sinagoga de Satanás".
La Santa Sede en el Exilio se encuentra hoy en Villa María, donde reside el Verdadero Vicario de Cristo, Su Santidad Alejandro IX. La Iglesia continúa en las Catacumbas, como en los primeros siglos de nuestra era, cuando los Emperadores Romanos, detentadores del Poder del Mundo perseguían con impía pasión a los Santos de Cristo Nuestro Señor.
Hoy, el mundo celebra al Antipapa Francisco. No nos sorprende. La Iglesia, la Verdadera Iglesia de Dios lo repudia a él y a todos sus seguidores.