ÚNICO sitio web oficial de la Santa Sede en el Exilio, de Su Santidad el Papa Alejandro IX, en Argentina.

martes, 30 de junio de 2009

Documento de SER Martín de la Compasión sobre la Encíclica In Nomine Domini

Hace tan solo unos minutos, Su Santidad Alejandro IX nos envió por correo elctrónico la Carta Encíclica In Nomine Domini que tenía por objeto confirmar la verdadera doctrina Católica sobre el bautismo.
El Cardenal Martín de la Compasión, que estuvo a cargo de la Comisión Teológica ha entregado el siguiente comunicado oficial.


El día de hoy, su Santidad Alejandro IX promulgó un documento dogmático sobre la
enseñanza del Padre Leonard Feeney. Ni esta comisión teológica, y menos aún el
Santo Padre han innovado en nada a lo que la doctrina del bautismo se refiere.
Antes bien, hemos confrontado los textos del Padre Leonard Feeney con los de la
Santa Iglesia, encontrando que él, en todo seguía la enseñanza antigua y
venerable, y que por ser antigua y venerable, es verdadera.
Su Santidad
además aclaró, que en forma alguna debe pensarse que esto equivale a un
“levantamiento” de la excomunión que sufriera el Padre Leonard Feeney, ya que la
misma no fue analizada y está relacionada con cierta desobediencia de él para
con sus superiores. La misma será estudiada por el Papa en los próximos días,
posiblemente cuando esté en el Seminario de Francia.

Villa María. Santa Sede en el Exilio.
SER Cardenal Martín de la Compasión.
Congregación para la causa de los Santos.

Carta Encíclica In Nomine Domini


En el Nombre del Señor, sabiendo que nuestro deber es confirmar en la Fe a Nuestros Hermanos, instituimos el 20 de mayo del 2009 de Nuestro Señor Jesucristo por iniciativa nuestra, una comisión teológica, en virtud del anuncio realizado el 14 del mismo mes ha trabajado, por orden nuestra en Secreto, a fin de evitar cualquier intromisión y pasiones entre detractores personales del R.P Leonard Feeney.
Dicha comisión estuvo compuesta por veinte clérigos y fue presidida por S.E.R Cardenal Martín de la Compasión. La misma fue supervisada por el Santo Oficio y el Cardenal Secretario de Estado nos envió durante todo este tiempo que estuvimos fuera de la Santa Sede en el Exilio informes diarios sobre los análisis de las obras del susodicho sacerdote.
Esta comisión trabajó en diez sesiones ordinarias. En dichas reuniones, se analizó principalmente sus obras escritas, varios documentos y la condena dada por el Santo Oficio el 8 de agosto de 1949. Dicha condena también fue estudiada, al igual que su alcance y objetivos.
Además, ordenamos que se realice un puntilloso estudio sobre la supuesta reconciliación entre el Padre Feeney y el Antipapa Montini. Dicha situación no ha sido aún resuelta.
Sin embargo, una vez consultados los miembros de la Comisión para estudiar la doctrina del Padre Leonard Feeney sobre el dogma extra ecclesiam nulla salus, Nos, Alejandro IX, Siervo de los Siervos de Dios ordenamos y decretamos que debe seguirse lo siguiente:

  1. Que dicho principio es un dogma de fe que debe seguirse siempre de forma inalterada, confirmado en el Magisterio y dado por Nuestro Señor Jesucristo.
  2. Que de la misma manera, todos los Católicos sinceros y verdaderos deben creer que fuera de la Iglesia Católica no hay salvación ni perdón de los pecados, y que cuando nos referimos a la Iglesia, nos estamos refiriendo unica, pura y exclusivamente a los fieles que están sometidos a la autoridad del Sumo Pontífice.
  3. Que ninguno que no sea un fiel de la Iglesia forma parte de la Iglesia.
  4. Decretamos igualmente que solamente los fieles, es decir, aquellos que fueron renovados con el Bautismo pueden ser salvos.
  5. Condenamos como heréticas las doctrinas que enseñan la existencia de un “bautismo de sangre” y de un “bautismo de deseo”.
  6. Decretamos que todos los catecismos sean expurgados de estas innovaciones o que se aclare que en forma alguna, dichos pseudo-bautismo pueden suplir el Bautismo de agua por el cual se ingresa a la Santa Iglesia Católica.
  7. Decretamos además, que si alguno muere sin ser bautizado, se condena al infierno.

Todo esto lo mandamos, lo ordenamos y lo establecemos por Nuestro Señor Jesucristo, con nuestra Santísima Autoridad.
Si alguno, y esto Dios no lo permita, sintiere sobre el Sacramento de baustimo o sobre el dogma de fe de que fuera de la Iglesia no hay salvacióndiferente a como Nos hemos declarado en este documento, sea anatema.

Dado en Argel, a los XXX días del mes de junio del año MMIX de Nuestro Señor Jesucristo,
II de Nuestro Pontificado.
Alexander IX. PP.



El Papa reinicia su viaje Apostólico

Noticia importante: el Santo Padre reinicia su viaje apostólico




El día de ayer, lunes 29 de junio del Año 2009 de Nuestro Señor Jesucristo, Su Santidad Alejando IX reinició su Viaje Apostólico una vez que se dio por clausurado el Sínodo Africano después de la aprobación de la promulgación del Tercer Documento Sinodal y la consagración de los siete nuevos obispos para el Continente Negro.
El Papa abandonó Ghana y arribó esta mañana a la ciudad de Argel, acompañado de varios cardenales y prelados. Según se informó, se espera un fuerte crecimiento de la Iglesia Católica Remanente en África en los próximos años.
Pedimos a todos nuestros fieles, amigos y benefactores que colaboren con esta obra de piedad para la Santa Iglesia Católica.

viernes, 26 de junio de 2009

Obispos para Africa

CONSAGRACIÓN DE OBISPOS PARA LA IGLESIA EN ÁFRICA


En el día de ayer, 24 de junio Su Santidad Alejandro IX ha procedido a la consagración de diez nuevos obispos para la Iglesia Católica. Estos obispos han sido asignados a las Diócesis de África que fueron creadas en virtud de lo resuelto en el Sínodo Africano. De esta manera, el Papa ha dado otro importante paso para la regularización de las jurisdicciones en todo el mundo.
Los consagrantes fueron Su Santidad Alejandro IX, y los obispos co-consagrantes SER Giovanni Cardenal Garbini y SER Cardenal Emilio Javier de la Compasión.

Fueron consagrados para la Diócesis de Sudáfrica:


Su Excelencia Reverendísima Monseñor Brendan Barlett (en la foto), Obispo Diocesano de Sudáfrica.

Su Excelencia Reverendísima Monseñor Jabu Mngunni

Su Excelencia Reverendísima Monseñor John Khumalo.


Fueron consagrados para la Diócesis de Africa Atántica:


Su Excelencia Reverendísima Monseñor Mobi Oparaku

Su Excelencia Reverendísima Monseñor Sunday Lawal


Fueron consagrados para la Diócesis de África del Indico.


Su Excelencia Reverendísima Monseñor Sumisa Ngobe, Obispo Diocesano de Africa del Índico.

Su Excelencia Reverendísima Monseñor Ami Al-Muwalid


La ceremonia contó con la presencia de todo el clero reunido en el Sínodo Africano, quienes celebraron estas consagraciones como un signo visible de la restauración de la Santa Iglesia Católica en el Continente Africano.
Pedimos a todos los fieles católicos que apoyen, material y espiritualmente a la Iglesia en el África.

miércoles, 24 de junio de 2009

Tercer Documento del Sinodo Africano

Esta mañana, SER Giovanni Cardenal Garbini dió a conocer oficialmente el tercer documento del Sínodo Africano. El Primero de ellos tendía a normativas generales del clero en África, mientras que el segundo era la aprobación unanime junto con el Papa Alejandro IX de la canonización de San Fray Tomás de Torquemada. El Tecercer documento, por su parte establece las divisiones jurisdiccionales que se tendrán en el Africa.

  1. Queda abrogado el titulo de "territorio de Misión" para toda Africa.
  2. Se creará una Iglesia Patriarcal con plenos poderes de jurisdicción y autonomía: La Iglesia Católica Alejandrina, con sede en Egipto, cuyo Patriarca tendrá el titulo de "Sucesor de San Marcos" y tendrá jurisdicción sobre Egipto, Sudán, Etiopía y Eritea.
  3. Se crea el Arzobispado de Africa del Norte, cuyo Arzobispo será el Obispo de Argel.
  4. El reto de Africa será dividida en tres Obispados: Obispado del Atlántico, Obispado del Índico y Obispado de Sudáfrica. Estos Obispados son de rito latino, pero sus sacerdotes y obispos tienen la obligación de dar sacramentos para los católicos de otros ritos, siempre y cuando sean aprobados por la Santa Sede.
  5. Se instalará en el territorio de la Iglesia Alejandrina un Obispo de rito latino, quien será auxiliar de los Obispos del otro rito, este obispo tiene autonomía para actuar con los fieles latinos y no puede administrar sacramentos a los demás sin el permiso del Patriarca.
  6. La Iglesia Alejandrina constituirá un único Sínodo, que se reunirá una vez cada tres años de forma obligatoria, pero que podrá ser convocado de forma extraordinaria.
  7. El Papa tiene la potestad de deponer al Patriarca de Alejandria y el mismo no puede ser entronizado si Su Santidad no lo confirma en el cargo.
  8. El Arzobispo de Africa del Norte será nombrado por el Papa entre los obispos Africanos.
  9. Los obispos del Atlántico, Indico y Sudáfrica serán designados por el Papa y dependen directamente de él y no del Arzobispo de Africa del Norte.
  10. En caso de vacancia de las sedes episcopales de rito latino, el Papa nombrará a un Obispo, mientras que el Obispo Coadjutor o el Vicario Episcopal de mayor edad se hará cargio temporalmente del gobierno de la Diocesis.
  11. Los Obispos Africanos se reunirán cada dos años, salvo que el Papa los convoque con antelación de forma extraordinaria.
  12. Todos los Obispos Africanos están obligados a visitar a Su Santidad por lomenos una vez al año, para informar sobre el gobierno y estado de sus diocesis.
  13. Los Obispos tienen la obligación de crear por lo menos un seminario en sus territorios diocesanos en un plazo no mayor a dos meses desde la firma del presente documento.
  14. Los Seminario se regirán por las normativas del Primer Documento del Sinodo Africano.
  15. En caso de no poseer suficientes sacerdotes, los Obispos solicitarán auxilio formal a la Orden de Nuestra Señora de la Compasión.
  16. Los sacerdotes de Nuestra Señora de la Compasión tienen jurisdicción Extraordinaria y Supletoria, entregada por el Papa y la Iglesia, y no por los Obispos locales.
  17. Una vez cada diez años se convocará a un Sinodo General de Africa, al que todos los Obispos, superiores de ordenes religiosas, teologos y profesores de Seminarios y otras casas religiosas deberán reunirse en una ciudad a elección que será determinada la primera vez por el Papa Reinante y luego será designada por votación al cierre del Sínodo.

martes, 9 de junio de 2009

Canonización de Fray Tomás de Torquemada OP

Decretum


Nos, Alejandro IX, por la Gracia de Dios y no por voluntad de los hombres Sumo Pontífice de la Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana, Vicario de Cristo, haciendo uso de nuestros poderes para atar y desatar en la tierra así como en los cielos, recurriendo al ejemplo de la Historia, a la obligación que nos conduce la conciencia y el deseo de fomentar el celo por las cosas de Dios hemos decidido elevar a la Gloria de los Altares a Fray Tomás de Torquemada, inquisidor de famosa memoria, defensor del pueblo cristiano, de la Católica Monarquía y de los Derechos de la Santa Iglesia frente a sus enemigos seculares.
en virtud de sus méritos y junto con toda la Iglesia Africana que forma parte de la Iglesia de Cristo, y está unida a ella porque ambas son parte de la Iglesia Militante, no como dos secciones, sino como un todo integrado por la Gracia de Dios, ordenamos se celebre en el día de mañana una Misa en Honor a San Tomás de Torquemada en toda el África, sin importar el rito que usarn los sacerdotes y que bajo su patocinio, al igual que el de San Agustín, se coloquen los Padres Sinodales reunidos con Nos en esta bendita ciudad de Sekondi-Takoradi.
Para Mayor Gloria de Dios y de su Santo nombre, para mayor loor de la Santísima Católica Iglesia ordenamos y declararmos que todos los cristianos tienen la obligación de sentir como nos y celebrar nuestro decreto.


ALEXANDER IX
Dado en Sekondi-Takoradi, Ghana,
a los IX días del mes de junio del año MMIX de Nuestro Señor Jesucristo.

lunes, 8 de junio de 2009

Normativas para los Altares

Noticia importante para todos los fieles y sacerdotes de la Santa Iglesia
Comunicado oficial
Sagrada Congregación para la Disciplina de los Sacramentos

En el día de hoy, siendo las 15:30 horas, Su Eminencia Michael Cardenal Schultz, Prefecto de la Sagrada Congregación para la disciplina de los sacramentos dió a conocer las nuevas directivas para la erección y remodelación de altares. Estas medidas tienden a terminar con ciertos abusos referentes a los decorados. El texto refrendado por el Cardenal Secretario de Estado y con la aprobación de Su Santidad Alejandro IX dice lo siguiente:

Viendo y considerando que desde hace algún tiempo a esta parte, los altares han sido contruidos por los fieles para luego invitar a los sacerdotes a celebrar en sus capillas, y que estos, bien por no generar escandalo ni dolor en los mismos fieles prefirieron celebrar allí sin niunguna objeción; y teniendo en cuenta que algunas veces las decoraciones en los mismos eran excesivas y otras infantiles, que muchas veces se habian colocado gran cantidad de flores a punto tal de que era sumamente dificil para el celebrante poder rezar la Misa y que en vez de inspirar respeto, parecía un lugar de fiesta, mas a corde con la teología de la Iglesia Conciliar, la Sagrada Congregación para la disciplina de los sacramentos luego de una importante consulta a los prelados y liturgistas ha determinado:

1. Que en la construcción de nuevos altares se tomen los modelos más sobrios y sencillos.
2. Que de ser posible, no se adornen demasiado, bastando tan solo un crucifijo, la imagen de Nuestro Señor y su Santa Madre, salvo dispensa del ordinario.
3. Que de ser posible, se eviten los adornos florares en el lugar.



Sagrada Congregación para la disciplina de los sacramentos ,
Villa María, Buenos Aires, a los VIII días del mes de junio del año MMIX de la Gracia.

Villa María


Vista aérea general de Villa María, Santa Sede en el Exilio
Bajo el Gobierno de Su Santidad Alejandro IX

Villa María se encuentra ubicada en el municipio de General Rodriguez, Provincia de Buenos Aires, en la República Argentina. Es la residencia del Santo Padre Alejandro IX y en ella se encuentran además las congregaciones de la Santa Iglesia Católica Remanente, la Catedral de Nuestra Señora de la Compasión y el seminario, dedicado a la misma advocación mariana.

Primer Documento del Sínodo Africano



El Cardenal Giovanni Garbini, quienacompaña a Su Santidad Alejandro IX en el viaje Apostólico de Africa (y cuya foto puede verse aquí) informó que esta mañana fue aprobado el primer documento del Sínodo Africano “De la reforma del clero en África”.
El Sínodo constará, según informó el mismo cardenal de por lo menos otras seis sesiones solemnes presididas por el Santo Padre o en su defecto por algún delegado con plenos poderes.
  1. El Cardenal Garbini informó que el primer documento establece como norma para el clero africano:

    1. Educación uniforme para todo el clero africano. Tanto los sacerdotes de rito Etíope, Copto o latino de Africa recibirán la misma educación basada en las directivas del Concilio de Trento. La enseñanza de las lenguas particulares será atendida, pero sobre todo se incentivará el uso de la lengua litúrgica vernácula.

    2. Se dará a todos los seminaristas una educación centrada en la Patrística y la Escolástica.

    3. Queda absolutamente prohibido al clero africano distribuir lecturas, poseer libros o recomendarlos siquiera sin imprimatur anterior a 1958, o posterior a 2006 dado por Los Papas de la Iglesia Remanente en el exilio.

    4. Se restablece como obligatorio el juramento antimodernista, y además de ello el mismo se renovará todos los años ante el Obispo, y este ante el Papa.

    5. Queda prohibido o abrogado cualquier permiso dado por los Sumos Pontífices que hiciera posible de alguna manera la practica de cualquier ritual extraño a las Tradiciones Liturgicas Antiguas.

    6. Se reestablece el uso obligatorio en los seminarios africanos del idioma latino. Los sacerdotes de otros ritos deberán igualmente estudiar latín.

    7. Queda absolutamente prohibido a los sacerdotes africanos celebrar Misa en lengua vernácula o tolerar en las Iglesias o templos a cualquier persona que no vista tal como manda la Iglesia.

    8. Todos los sacerdotes africanos deberán prestar colaboración activa a sus hermanos en el sacerdocio, aún cuando no pertenecieran a la misma tradición litúrgica.

    9. Los Obispos de Rito No-Latino que se encuentren en Africa deberán ordenar sacerdotes y obispos para los del rito latino sin ninguna oposición.

    10. Pueden coexistir en las regiones coptas o etíopes sacerdotes de rito-latino con los de ritos particulares, deben prestarse asistencia y no deben existir celos ni problemas entre ellos.

    11. Los sacerdotes de rito no-latino que hasta el momento estén casados pueden preservar sus posiciones, pero en el futuro, la Iglesia solo ordenará hombres casados bajo dispensa reservada y muy especial de Su Santidad Alejandro IX.

    12. Todos los Sacerdotes, Obispos y Arzobispo que existan o existieran en algún momento en Africa, estarán bajo la sujeción personal del Prefecto de la Congregación de Propaganda Fide,a quien pueden apelar en cualquier momento.

miércoles, 3 de junio de 2009

Carta del Santo Padre por el primer aniversario de su Pontificado



Carísimos Hermanos.


En el Nombre del Señor Jesucristo enviamos nuestro saludo a todos los hombres en paz y comunión con la Santa Sede Apostólica. Desde el exilio dirigimos nuestra palabra, exultantes en Dios por cumplirse hoy el primer aniversario de nuestra elevación al Sumo Pontificado. Si hoy somos el Papa de la Santa Iglesia no es por nuestro merito, sino por la Gracia de Dios, quien se sirve aún de los más pequeños para luchar y trabajar para la instauración de su Reino.
Sin embargo, no es este un mundo de felicidad, un mundo de gozo. Para nosotros, los cristianos, es decir, los católicos, el Mundo es un Valle de Lágrimas. Estamos aquí en espera de la Vida Eterna. Por consiguiente, hoy llevamos el Pontificado, gozosos, pero como una carga y una prueba que nos colocó Nuestro Señor ¿podemos defraudarle? Para algunos eso es posible… pero acaso ¿no es probado por los Padres y los más grandes teólogos que Nuestro Señor todo lo ve y todo lo ha visto desde antes que todo fuera? En nuestros actos probaremos que predestinó Nuestro Señor para nosotros y guiados por Jesucristo y protegidos por la Santísima e Inmaculada Madre de Dios podremos confirmar en la fe a todos nuestros hermanos.
Hoy la Iglesia está sitiada. La Verdadera Iglesia es ignorada por millares de almas que se condenan a las llamas del infierno. Contra ello están luchando centenares de fieles sacerdotes católicos que marchan gustosos, si es menester al martirio.
Carísimos hijos, bien sabemos nosotros todas las llagas del Cuerpo Místico de Cristo: tenemos pocos sacerdotes, no tenemos templos en muchos lugares del mundo, hay regiones en las que jamás se escuchó el nombre de Nos ni de nuestro Santísimo Predecesor León XIV, hay quienes están ciegos por el modernismo, hay quienes están ciegos por su propia soberbia. Hace pocos días, fue de publico conocimiento para todos vosotros como un grupo de sacerdotes de la Ciudad de Moreno, antigua Sede Apostólica en el exilio, se rebelaron contra Nos. ¿Es menester recordar el dolor con el cual nos dirigimos a ellos más de una ocación? ¿Cuántas veces les pedimos que meditaran, que reflexionaran, que escucharan la voz de aquel que fue designado, no por los hombres, sino por el Espíritu Santo, para regir a la Iglesia Militante? Pero fue inútil, porque ellos endurecieron su corazón y Dios probó a quienes escucharon el aullido de los perros cismáticos. Quienes siguieron a los guías ciegos cayeron al pozo de la perdición y hoy están vagando en alguna “iglesia” pseudo-tradicionalista. No faltará mucho a que ellos mismos, convencidos como dicen estar de que la Sede Apostólica está vacante, elijan a un nuevo Anti-Papa, con lo cual deberemos volver a confirmar la condena de excomunión dada en el momento de las consagraciones episcopales y del “manifiesto”. Sabemos que entre quienes se dicen fieles al rebaño de Cristo algunos se congracian con ellos. No ignoramos sus nombres y estamos atentos a sus movimientos. Sabemos que incluso tienen aliados dentro de la misma Sede Apostólica en Villa María y que esperan cualquier oportunidad para acechar contra Nos y nuestros mas cercanos colaboradores. Pero Cristo está con Nosotros y defenderemos a la Santa Madre Iglesia con nuestras vidas.
Sabemos además que las cosas en América no están bien: las continuas cartas de nuestro venerado predecesor León XIV de poco sirvieron para que quienes tenían la responsabilidad de gobernar la Iglesia en Mexico y América Central lo hicieran. Sabemos el sufrimiento de los hermanos mexicanos, conocemos el dolor de los guatemaltecos y salvadoreños. No ignoramos lo que nos relatara nuestro muy querido hermano visitador en Haití. Declarar que todo esto nos preocupa es no hacer nada. Hay que actuar. Por ello mismo hemos decidido crear la Diócesis del Caribe y la Diócesis de América Central, con sede en Guatemala, separando así América Central de Mexico. También, hemos girado las cartas correspondientes a fin de que el estado de Sede Impedida sea levantado de Mexico y que las comunicaciones entre esta tierra tan querida por la Virgen sea restablecida en pleno derecho con Nuestra Sede Apostólica.
Nuestra visita a América Anglosajona nos permitirá relacionarnos mejor con nuestros hijos en aquellas tierras. Sabemos cuales son sus dolores, conocemos vuestro pesar, porque los sacerdotes de la Santa Iglesia no dejan de comunicarlos. Oraos por ustedes y les pedimos que aguarden en el Señor.
Europa está siendo reorganizada. Nuestra visita Apostólica se realizará en el mes de julio, cuando concluya nuestro viaje por el África. Esperamos poder celebrar la Santa Misa y compartir el Rosario con todos nuestros hijos. Sabemos que allí existen ciertos problemas que sólo podrán ser solucionados con nuestra presencia y sabemos muy bien cuales son nuestros hijos fieles y cuales no, cuales de ellos tienen celo por la Santa Iglesia Católica y a cuales no les molestaría prostituir el sacramento del Orden para fundar nuevas sectas. Hoy más que nunca, carísimos hijos tenemos que esforzarnos para mantenernos unidos en la Fe de Cristo Nuestro Señor.
Esto es lo que hicimos, y esto es lo que haremos: luchar con todas nuestras fuerzas, teniendo a Dios Omnipotente de Nuestro lado y seguros de nuestra vctoria, que no es Nuestra, sino de Aquel que muriendo en la cruz, redimió a quienes llamó para formar parte de su Santa Iglesia.
Con Nuestra bendición Apostólica.

Alexander IX. PP.
22 de mayo del año del Señor MMIX,
Segundo año de Nuestro Pontificado.