ÚNICO sitio web oficial de la Santa Sede en el Exilio, de Su Santidad el Papa Alejandro IX, en Argentina.

lunes, 28 de diciembre de 2009

Mensaje de Navidad de Su Santidad Alejandro IX



Nuestro credo reza que Dios se hizo hombre ¡Que hermoso misterio el de la Encarnación! Por medio de aquel milagro, por medio de aquel suceso lo mas perfecto se encarno, se hizo carne a fin de que muchos alcanzaran la gracia de la Salvacion.
Nos, Alejandro, indigno Siervo del Señor dirijimos nuestras palabras a todos aquellos hermanos en la fe, aquellos que pertenecen a la verdadera Iglesia Catolica fuera de la cual es imposible salvarse y no se encuentra ninguna Gracia. En esta navidad no podemos sino renovar nuestros deseos de que el Hombre Perfecto, aquel que vino a la tierra en busca de los pecadores, de los perdidos, de aquellos que estaban extraviados, mas que por la gracia de la predestinacion al ver su Luz reconocieron al Salvador, ilumine el corazon de aquellos que aun estan en tinieblas y asi, convertidos a la fe verdadera puedan ingresar a la Iglesia de los Perfectos.
Todavía hoy lloramos la muerte de Nuestro Predecesor León XIV, quien inicio la obra de la restauración de la jerarquia catolica y que, desde el momento mismo de su elevación al Trono de Pedro no dejo de inistir en aquella vieja y hermosa enseñanza de la Iglesia de Siempre: aquel que era inmensamente rico se hizo pobre, nacio entre los pobres y llevo una vida austera y humilde. Y Dios se hizo hombre por nosotros, nos repite San Agustin, el mas grande de los teologos y filosofos del cristianismo… Dio se hizo hombre por los hombres y los hombres deben alegrarse por este misterio por el cual comienza la obra de la redencion. El Hombre perfecto, aquel que naciera sin pecado llego a la tierra, instalo su carpa entre los hombres y les dio la luz de la Verdad. Pero los hombres no quisieron ver la luz, porque estaban ciegos del odio, el rencor, la miseria… Mas a unos Dios le dio la posibilidad de ver. Hoy, carisimos hermanos ocurre lo mismo, Nuestro Señor le dio a unos pocos la posibilidad de ver la verdad, que es esta Iglesia que nosotros formamos, a los otros en cambio, los usara para demostrar su justicia cuando derrame entre nosotros, entre el remanente su misericordia.
Cristo ha nacido, y ha nacido para nosotros que somos su Iglesia, que somos la Iglesia de ayer, somo la Iglesia hoy, y que seremos la Iglesia triunfante, la Iglesia de los perfectos, la Iglesia de los predestinados… de aquellos que no mancharon sus vestiduras.
Con Nuestra Bendicion Apostolica…

Alejandro IX PP

Decretum de Su Santidad Alejandro IX

DECRETUM
DE SU SANTIDAD ALEJANDRO IX
SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS
CONTRA EL USO DE LOS MISALES ILÍCITOS
A TODOS LOS PATRIARCAS, ARZOBISPOS, OBISPOS Y SACERDOTES EN PAZ Y COMUNIÓN CON LA SANTA SEDE EN EL EXILIO



Ha llegado a nuestros oídos que entre vosotros subsiste aún la costumbre de utilizar ciertos calendarios y libros litúrgicos diferentes al que Nos hemos aprobado y promulgado para el uso en la Santa Iglesia. Dichos libros y calendarios contienen fiestas que Nos hemos eliminado o trasladado, fiestas que fueron suprimidas en tiempos antiguos o que, en el peor de los casos no las tenían por haber sido elaborados por herejes públicos y notorios. Y en algunos calendarios, d hecho, varios herejes públicos y notorios figuran y son recordados porque algunos de vosotros derivan de ellos sus linajes episcopales.
Es por ello que, revestidos de la Santa Autoridad que nos fue entregada por Cristo, y en virtud de los poderes que poseemos, ordenamos que no exista en la Santa Iglesia Católica, para el rito Latino, más calendario que aquel que fuera aprobado en época de San Pío X, que Nos, Alejandro IX, Siervo de los Siervos de Dios hemos restaurado y aprobado.
Ordenamos de la misma manera que no se utilice ningún misal que no sea el de la edición de San Pío X bajo pena gravísima de excomunión.
Derogamos por estas letras cualquier otro calendario, especialmente aquellos que figuran bajo el nombre de “Calendario de los Viejo-Católicos” o “Calendario de la Iglesia Brasileña”, o cualquier amalgama de ellos. También, ordenamos que el Calendario Litúrgico aprobado por Nuestro Amado predecesor sea derogado y deje de utilizarse allí donde aún hoy lo es.


ALEXANDER IX PP.
Dado en Villa María,
XII de Noviembre del año MMIX de Nuestro Señor Jesucristo.

El Papa deroga los misales no aprobados por la Santa Sede

Desde hace bastante tiempo, la Sagrada Congregación para la disciplina de los sacramentos a cargo de SE Michael Cardenal Schultz reunió información de distintas diócesis y misiones en las cuales se utilizaban distintos misales, todos ellos "tridentinos", pero correspondientes a diferentes ediciones e incluso calendarios litúrgicos.
Fue así que Su Santidad Alejandro IX, convocó en varias oportunidades a la Santa Sede a los obispos a fin de recordarles que el uso del Misal de 1962 promulgado por el Antipapa Juan XIII-2 era absolutamente ilícito en la Iglesia Católica. Sin embargo, y teniendo en cuenta que muchos pretextaban que no poseían libros liturgicos con los cuales remplazar el Misal del antipapa, Su Santidad redactó un decreto con fecha del 12 de noviembre en el cual prohibe no solo el Misal de Juan XXIII-2, sino cualquier otro que no sea el que la Santa Sede apruebe.

jueves, 5 de noviembre de 2009

Carta de Su Santidad Alejandro IX al clero de America del Norte


Carísimos hermanos:
Hace ya algún tiempo que existe entre nosotros un amplio, ferviente y duradero deseo de que todos aquellos que se alejaron de la verdadera y única Iglesia de Cristo retornen y sean uno con nosotros en la Fe. Fue por ello que, desde el primer momento de nuestra elevación al Solio de Pedro, quisimos que la Iglesia sea reorganizada, que sea reformada en su disciplina, en su derecho, que los sacerdotes y los obispos pudieran dejar ese estado irregular, por decirlo de alguna manera, que existía en la Resistencia Católica desde el Conciliábulo del Vaticano y que, a pesar de la restauración del Sumo Pontificado en la persona de nuestro amado Predecesor, León XIV, no pudo llevarse a cabo.
Hubo muy buenas intenciones, lo sabemos, más hasta que Nos decidimos realizar nuestro viaje apostólico fue imposible que dicha reorganización ocurriera. Era menester, carísimos hermanos que conociéramos personalmente, no ya solo por vuestras cartas y vuestras intenciones, como estabais trabajando. ¡Y que grandes cosas pudimos ver en América del Norte que ignorábamos! ¡Cuantas cosas habías ocultado, movidos por la humildad! Y lo mismo que vosotros hicisteis, lo hicieron en Europa y África, y también en América Latina nuestros hermanos en el episcopado.
Sin embargo, movidos por el amor que sentíais por la obediencia debida al Primado de Pedro, no tomasteis ninguna decisión respecto a los episcopalianos que deseaban entrar en comunión con Nos, pero tampoco (y aquí hubo una gran falta) nos avisasteis de esa novedad. Y aquellos que, individualmente se convirtieron, no fueron admitidos según su estado en la Iglesia, por lo cual, se prolongó en ellos el dolor del cisma y la mancha de la herejía, aun cuando era de su animo entrar a la Iglesia. Anoticiados de esto, e invocando a la antigua disciplina, luego de un cuidadoso examente, estos hombres fueron admitidos a la Iglesia por nuestra orden y se erigieron parroquias y diócesis con poder de jurisdicción, y se les otorgó a los antiguos episcopalianos y anglo-católicos de Estados Unidos el derecho de mantener sus tradiciones, su liturgia y de reformar su derecho canónico usando como modelo el de 1917 que impera en la Santa Iglesia Católica.
Desde aquel momento, varios anglo católicos se han dirigido a la Santa Sede a fin de solicitar derechos y permisos similares a los que Nos otorgamos a nuestros amados hermanos conversos en América Anglosajona, hoy plenos hermanos en la Fe y el Evangelio de Nuestro Señor. En cada circunstancia, luego del correspondiente examen y consulta de la Sagrada Congregación. Fue por ello que, luego delas respectivas consultas a la Sagrada Congregación para la disciplina de los sacramentos, la Sagrada Congregación para la Erección de Iglesias y Provisiones Consistoriales y finalmente la Sagrada Congregación de Propaganda FIDE, se decidió admitir a todos los episcopalianos que se convirtieran, respetando su estatus canónico, siendo ordenados todos. Sin embargo, siguiendo la tradición que prohibía a los obispos estar casados, Nos decidimos que aquellos que ocupaban los cargos de obispos, sean admitidos como sacerdotes, más que por su fe y amor a la Iglesia, según los casos, se les otorgue el titulo de “Monseñor”, sin que ello implique la gracia del Episcopado.
En nada nos pareció entonces, contrario a la Iglesia, extender este privilegio a todos y hoy en día, la Iglesia en los Estados Unidos fructifica y florece gracias al trabajo de estos buenos católicos. Es menester entonces, carísimos hijos que todos vosotros estéis en Paz y comunión, porque todos sois ovejas del mismo rebaño, todos sois verdaderos católicos y no puede ni debe haber entre vosotros discusiones ni problemas.
Es por ello que, con el objeto de poner fin a ciertas disputas, hemos decidido elevar a S.E.R Alexander al cardenalato en la Santa Iglesia, y le otorgamos además el cargo de Primado de Estados Unidos y Canadá.
Convidamos entonces a todos los católicos verdaderos, en paz y comunión con esta Silla Apostólica, que vivan en los Estados Unidos, a someterse a sus prelados, sin importar de su pasado, porque muchos de nosotros hemos sido bautizados y crecimos en el error y la herejía antes de ver la Verdad que es la Iglesia de Cristo. Por ello les rogamos, en Cristo Nuestro Señor, con todo el amor que nos es posible, que desaparezcan de entre vosotros los recelos, que no vienen de Dios, sino del Demonio, que solo de esa manera puede turbar los corazones y echar sombra ante el milagro que vosotros constituís.


Con Nuestra Bendición Apostólica,
ALEXANDER IX. PP.

Dado en Villa María, el IX de noviembre del año MMIX de Nuestro Señor.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Canonización del Padre Leonard Feeney


CARTA APOSTÓLICACON LA QUE EL SUMO PONTÍFICE

ALEJANDRO IX

HA INSCRITO EN EL CATÁLOGO DE LOS SANTOS

AL REVERENDO PADRE LEONARD FEENEY




Tras la Promulgación de la Encíclica In Nomine Domini, por la cual declarabamos ser verdadera la enseñanza del Padre Leonard Feeney, según la cual fuera de la Iglesia Católica no existe salvación en absoluto, y condenabamos como falsas y heréticas las doctrinas del Bautismo de Deseo y de Sangre, surgió un fuerte apoyo para la rehabilitación de la figura de dicho sacerdote, excomulgado por Nuestro Predecesor San Pío XII.

La posibilidad de que San Pio XII, último Papa en ocupar el Vaticano haya errado en un tema tan delicado, nos condujo a ordenar un estudio muy cuidadoso, y sirviendonos de los trabajos del Doctor Patrick Pollock, especialmente su defenza canónica del citado sacerdote. Dichos estudios fueron remitidos a una comisión especial integrada por los mismos clerigos que formaron parte de la comisión que estudió la doctrina del Padre Feeney, y que fuera presidida por el Cardenal Martín de la Compasión.
Luego de cinco sesiones celebradas bajo sigilio por nuestra orden, el muy Reverendo Cardenal Martín de la Compasión elevó un informe de cincuenta páginas, firmado por todos los prelados de dicha comisión, por la cual se podía declarar nula e inválida la excomunión del Padre Leonard Feeney. Dicho estudio además sostenía que el dicho sacerdote, había firmado un acuerdo con el antipapa por el cual este le levantaba la excomunión, simplemente reflejaba el estado de confusión de aquellos años en los que Montini usurpó la Santa Sede.


Por eso, y tras considerar la rehabilitación del Padre Leonard Feeney, fue deseo nuestro, desde el inicio de nuestro Pontificado, al igual que el de los Cardenales de la Curia, gran numero de Obispos y sacerdotes, así como de muchos fieles, y muy especialmente el informe elaborado al respecto por la Congregación para la causa de los Santos, presidida por nuestro muy querido hermano el Cardenal Martín de la Compasión, declaramos y afirmamos por Nuestra Santísima autoridad que el Reverendo Padre Leonard Feeney sea elebado a la gloria de los altares y que su fiesta sea celebrada el 30 de enero.




Dado el 2 de noviembre del año MMIX de la Encarnación


En Villa María María, Buenos Aires,


ALEXANDER IX. PP.


martes, 1 de septiembre de 2009

Se abre el Archivo de la Santa Sede

En el día de hoy, Carlo Cardenal Giuliano, prefecto de la Sagrada Congregación para los Seminarios y los Institutos de Estudio finalizó la tan ansiada organización del Archivo General de la Santa Sede en el Exilio.
El Archivo tiene la finalidad de organizar y custodiar todo el material histórico referente a las actividades de la Santa Iglesia desde la elección pontificia de Su Santidad León XIV de Venerable Memoria. El Archivo fue un proyecto de aquel glorioso y difunto pontífice, quien organizó personalmente la Biblioteca del Palacio Apostólico de Moreno. Tras el desmantelamiento de las propiedades en la antigua Santa Sede y su poster traslado a Villa María, el Papa Alejandro IX nunca ocultó sus deseos de organizar algo más que una Biblioteca: un Archivo Historico.
Actualmente, solamente los fieles, previa autorización del Cardenal Giuliano tendrán autorización para trabajar con los documentos originales y copias.
Uno de los documentos más interesantes, es la carta original firmada por Su Santidad León XIV antes de ser electo como Pontífice, como Monseñor Oscar de la Compasión en la que advertía a los Obispos de la Orden de Nuestra Señora de la Compasión sobre la elección papal. También se incorporaron fotografías de los primeros días de la Orden de Nuestra Señora de la Compasión y los currículos de los cardenales, obispos y demás prelados.

sábado, 22 de agosto de 2009

Anuncio de la Elección de León XIV (24-3-2006)


Informamos por este medio a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, pero especialmente a los fieles católicos del mundo entero, que el día 24 de marzo del año 2006 de Nuestro Señor Jesucristo, en la Ciudad de Luján, Provincia de Buenos Aires, República Argentina, los obispos y clérigos, que vinieron desde las regiones más alejadas del mundo eligieron un NUEVO SUCESOR DE SAN PEDRO, PONTÍFICE MÁXIMO: Monseñor Oscar de la Compasión, que tomó por nombre LEÓN XIV.

1. Las razones que nos movieron a elegir a un nuevo PAPA son los sabidos acontecimientos ocurridos en la Iglesia Católica como consecuencia del “Segundo Concilio Vaticano”, sus “Papas”, sus reformas, su nuevo Código de Derecho Canónico, su nuevo Catecismo. Enumeremos esos males:
Herejías intrínsecas. - Es notorio que el Vaticano II predicó como doctrinas reveladas por Dios, falsedades, condenadas por Magisterio infalible de la Iglesia Católica, por ejemplo:
El “derecho natural” de rechazar la verdad en materias religiosas;
La “igualdad jurídica” y “ecumenismo” entre la religión verdadera y falsa;
La “colegialidad” en la poder supremo de la jurisdicción en la Iglesia en vez de la monarquía de derecho divino.
Contradicen abiertamente las doctrinas de los Concilios Tradicionales, especialmente los de Trento y el del Concilio Vaticano (el único, el de 1870), la constitución apostólica “Auctorem Fidei”, y muchas Encíclicas de los papas ortodoxos, como “Mortalium...”, “Quanta Cura”, Quas Primas”, “Libertas”, “Immortale Dei”, etc.

2. Una consecuencia directa de las varias herejías, profesadas pública y obstinadamente por los “Papas conciliares”, pesar de muchas advertencias por Católicos de todas las regiones de la tierra, es la vacante automática de la Santa Sede.
Según la definición de Paulo IV (1559) en la Bula “Cum ex Apostolatus Officio”, el Papa herético, “ipso facto... él pierde la posición papal.” Esa definición se funda en la doctrina tradicional como lo expresado en el II Concilio de Constantinopla, según quien el hereje, aunque él no ha recibido el anatema de otros “él inflige el anatema a sí mismo.” Esto también es confirmada Codigo de Derecho Canónico, según Canon 188.4, que dice: “el hereje “ipso facto y sin ninguna otra declaración”, “por una dimisión tácita”, “deja vacante cualquier posición eclesiástica”. Entonces, él pierde enteramente y totalmente su posición, formalmente o materialmente, y así que “él no debe ser considerado dondequiera como legítimo”, porque el hereje es “incapaz e incapacitado” de ser un tema de la jurisdicción ordinaria. Así, Paulo IV enseña. Por consiguiente los que ocuparon la Sede Apostólica dando su aprobación al Concilio Vaticano II perdieron sus jurisdicciones al abandonar la Iglesia Católica, fuera de la cual no hay salvación.

3. Debido a que, Según San Pio X, es un deber el de suplir la vacante la Santa Sede, es que después de meditarlo, consultarlo y someterlo al juicio de expertos teólogos y canonistas, revisando los sínodos de los que salieron los antipapas tradicionalistas y corroborando la nulidad y vicio de dichas elecciones, se enviaron cartas a sacerdotes y obispos de todo el mundo para extinguir la vacante Apostólica para la fecha antedicha.
Entre los que fueron notificadas e invitados, algunos no desearon ir; mientras que otros, que realmente desearon ir y apoyar la elección, no podían movilizarse. Alguna gente prefirió su prudencia personal.
Así, las fechas anunciadas, entre el vigésimo sexto al trigésimo del marzo del Año de Nuestro Señor Jesucristo 2006, en un pequeño y humilde local a pocos metros de la Basílica de Nuestra Señora de Luján.
Había personas ancianas que habían sido combatientes valientes para la causa católica por muchos años y otros muy jóvenes, de nuestra época corrompida. Había obispos de ochenta años, de 60, 50 y otros que, con dispensa habían sido ordenados antes de cumplir los 30 años, era el caso de los Obispos de la Orden de Nuestra Señora de la Compasión. Muchas naciones estaban representadas: Nueva Zelanda, la república checa, Alemania, el Reino Unido, Sudáfrica, los Estados Unidos de América, Argentina, México, Brasil, Chile, Francia, etc.
Fueron jornadas hermosas para la Ciudad de Luján: obispos, sacerdotes, diáconos y a los fieles unidos en la fe y la caridad Católica: doctores e ignorantes, personas santas y pecadores, de diversas culturas y latitudes. De todas las regiones en el mundo, físicamente o espiritual, en Luján había fieles de Cristo unidos en una fe y en el deseo de un gobierno para la Iglesia Católica, allí estaba el Remanente de la Iglesia, la Iglesia que fue expulsada de Roma y que no llevará ese nombre hasta que recuperemos, si es preciso, a sangre y fuego el Vaticano.

4. Las sesiones del Sínodo Extraordinario comenzaron el día 22 de marzo con una misa solemne realizada en la pequeña capilla del local que nos fue prestado por un fiel católico. En la madrugada del 24 de marzo por aclamación unánime de todos los reunidos, después de largo debates fue elegido el Obispo Oscar de la Compasión, General de la Orden de Nuestra Señora de la Compasión, de sólo 24 años de edad, nacido en Buenos Aires, República Argentina, y que fue ordenado en Francia.
Lo coronaron con la tiara papal triple en la misa solemne de la coronación según el rito tradicional fue seguida de su primera bendición “Urbi et Orbi”, que no se realizó desde el local, sino que nos trasladamos a pié hasta la Basílica de Luján, y desde su escalinata Su Santidad saludó al pueblo católico que celebraba el milagro del fin de la Sede Vacante.
Es notable que Su Santidad rechazó firmemente la tiara varias veces. La última y definitiva elección, no lo encontró a él. Estaba en la Basílica orando. Después de la aclamación, el obispo que presidió la elección fue a buscarlo y le preguntó otra vez si aceptaba el cargo. Entonces, con una voz del temblor, él contestó: “ACCEPTO”. Entonces él anunció la opción de su nombre: León XIV.

5. Llamamos a todos los católicos para que demuestren la Unidad en la Fe y la obediencia al Nuevo y Verdadero Sucesor de San Pedro. Habrá quienes no lo aceptarán: los seguidores del Vaticano II, los que piensan que es posible que la Iglesia, el cuerpo místico de Cristo esté gobernada por herejes, o los que esperan una nueva revelación que establecerá una nueva jerarquía, etc.
Anunciamos estas noticias primeramente a la “pequeña multitud”, dispersada a través del mundo, y suplicamos a estos fieles que rindan su adherencia explícita al sucesor nuevo y verdadero de Pedro.
Ahora que los fieles católicos han sido notificados y que han aceptado al Nuevo Papa, por Orden de Su Santidad hemos redactado esta declaración pública que recorrerá todos los medios de prensa mundiales.
Suplicamos a todos los católicos en el mundo que vuelvan a la tradición católica, a las doctrinas y a los ritos perennes de nuestros antepasados, y nieguen la herejía, sus ritos y los que los profesen. Si cualquier persona fue engañada inadvertidamente por las herejías de estas épocas, por favor, rompa con ellas mientras queda tiempo.
Recuerden el peligro del Cisma, recuerden que es tan peligroso como la herejía, sepan que Fuera de la Iglesia no hay salvación ni perdón de los pecados.

6. El mismo día de su elección y coronación Su Santidad, León XIV firmó dos documentos apostólicos: primer sobre la abolición del “Novus Ordo” y la mesa de su celebración, restituyendo la Misa inmemorial y los viejos ritos Católicos, con una fecha máxima del 1º de Noviembre, Día de Todos los Santos, cuando este indulto llegará a su fin.
El segundo decreto arbitró al renacimiento de la Universidad de Cardenales, y a la creación de varios cardenales, que recibirán su investidura pública en un consistorio futuro, pero fueron autorizados por el Santo Padre para elegir a su sucesor en caso de muerte, incapacidad o cualquier otra que se presentara. Por este documento también fueron designados Legados Pontificios con la jurisdicción episcopal ordinaria a las diversas regiones del mundo.
El Sumo Pontífice emitió también una carta donde exigía las autoridades de la Iglesia Conciliar que desalojaran de forma inmediata la Santa Sede. No hubo respuesta.
El día siguiente, el 25 de Marzo de 2006, Su Santidad León XIV visitó nuevamente la Basílica de Nuestra Señora de Luján y no se le permitió dar una misa solemne. Ese mismo día, agentes del Vaticano y de la Iglesia Conciliar se presentaron ante su Santidad y le exigieron que se retractara y obedeciera a las “autoridades romanas”, empero Su Santidad se mostró firme y se negó a ello, aún cuando le dejaron en claro que peligraría su vida. Era el anuncio de que la Iglesia Remanente, aquella que no claudicó ante la herejía modernista, sería más perseguida y más asediada aún de lo que hasta ahora se había hecho.


¡HABEMUS PAPAM!

LEO XIV

viernes, 21 de agosto de 2009

Monseñor William Alexander llega a la Santa Sede


En el día de hoy, Monseñor William Alexander (Obispo de Virginia, Estados Unidos) llegó a Argentina procedente de su país. Se trata de la primer visita ad limina de los nuevos Obispos Diocesanos de la Iglesia Remanante. Según es la tradición y señalan las leyes de la Iglesia, Monseñor Alexander (a quién podemos ver en la foto) presentó a Su Santidad el informe sobre el estado de la Diócesis bajo su gobierno, el estado moral y espiritual en la que se encuentran los fieles y los sacerdotes a él sujetos.

Además, Su Santidad recibió de Monseñor Alexander una carta escrita por los fieles de su Diócesis y otra con la firma de todos los fieles de Estados Unidos en la cual expresan al Papa Alejandro IX sus fervientes deseos de un fructífero Pontificado.

El Papa ha solicitado a Monseñor Alexander que de la Misa Solemne este Domingo en el Altar Mayor de la Iglesia Catedral en Villa María.

miércoles, 19 de agosto de 2009

Magisterio del Papa León XIV

Por especial decreto de Su Santidad Alejandro IX, se procede a editar todo el Magisterio del difunto Vicario de Cristo, León XIV.
Según informara el Cardenal Nicolás Movellán, el nuevo texto remplazará al actual que fue realizado con fines provisorios y en el que se encuentran todos los documentos Papales del año 2006, desde la primer bendición Urbi et Orbie, hasta el primer mensaje de navidad, y se colocarán además todos los documentosd que el Papa promulgó hasta su muerte.
Por expreso pedido del Santo Padre Alejandro IX, se incluirá el primer prólogo que fuera redactado por sus Excelencias Reverendísimas, Cardenales Juan Bautista Bonetti (quien gobernara la Iglesia con el nombre de Inocencio XIV), Martín de la Compasión, Giovanni Garbini y Leandro Fabio de la Compasión, que será seguido por un nuevo prólogo del actual Vicario de Cristo.
El primer prólogo es el que mostramos a continuación.


PRÓLOGO.
Por sus Excelencias Reverendísimas, Cardenales Juan Bautista
Bonetti, Martín de la Compasión, Giovanni Garbini y Leandro Fabio de la
Compasión
.



Con profunda alegría vemos la
publicación de este primer volumen que recoge todo el amplio magisterio del Papa
León XIV y que abarca un arco cronológico desde el 24 de marzo del año de
Nuestro Señor Jesucristo 2006 hasta el mensaje de Navidad del mismo año.
En
aquellos meses, gloriosos para la Iglesia, también se produjeron profundos
dolores que todos sentimos aún, especialmente en Santo Padre: persecuciones,
difamaciones, martirios... pero la Iglesia Católica, a la cual Nuestro Señor
Jesucristo prometió asistencia perpetua, ha seguido indemne guiada valientemente
por un joven y valiente hombre que no tiene más armas que una cruz, y cuyo
ejército está formado por millares de almas dispuestas a sacrificar su vida por
Nuestro Señor Jesucristo... y ese hombre, ese hombre joven y valiente es el
primero en marchar al duro combate de estos tiempos modernos contra los enemigos
de la Santa Fe Católica.
Este trabajo ha sido, principalmente el esfuerzo de
una congregación especial de la curia pontificia a cargo de uno de los
Cardenales que escribe este prólogo, empero, la tarea hubiera sido imposible si
no contaba con el apoyo de toda la curia Pontificia. La difusión de las palabras
del Santo Padre son esenciales para los tiempos que vivimos: la falta de luz
debe ser suplida, los hombres en las tiniebla buscan con que guiarse... la Santa
Iglesia Católica, guiada por el Vicario de Cristo el Papa León XIV es la única
que puede salvarlos del error y de la confusión, solo en ella está Cristo, solo
en ella ama Cristo y solo en ella se puede amar a Cristo.
Este primer
volumen, decíamos recoge los siguientes documentos pontificios:

* Bendición Urbi et Orbi
* Carta Encíclica De Restauratio Ecclesiam.
* Bula Catechesi Tradendae.
* Carta Encíclica Excommunicamus
* Declaración dogmática infalible Ad Majorem Dei Gloriam.
* Mensaje de Navidad

Estos documentos son de una naturaleza y forma diferente
entre sí. Expresan, sin embargo, el celo por la fe y los esfuerzos del Santo
Padre para guiar al pueblo de Dios en un momento tan difícil. Sin más guia que
el Espíritu Santo, y sin más referencia que las Sagradas Escrituras y la
Historia, el Santo Padre ha sabido dar respuesta a los males que aquejan a la
Iglesia.
Hacemos llegar a todos ustedes, queridos lectores, amigos y fieles,
nuestro deseo de que estas palabras, sanas, profundas y dulces para el espíritu,
los colmen de paz y sirva para la edificación de vuestras almas.

martes, 11 de agosto de 2009

El Papa regresa a Argentina

Comunicamos oficialmente por este medio que el Papa Alejandro IX retornó a la República Argentina el día 9 de agosto y celebró su primer Misa pública hoy a las 11:45. El Papa Alejandro IX habló a los presentes (principalmente miembros de la curia) acerca de la importancia de mantener la Fe. Según dijo:



En nuestro viaje Apostólico vimos comunidades enteras llenas del ardor de
Cristo. Cuanto dolor nos da no verlo siempre aquí, cerca nuestro, donde se
sienta Pedro… estas personas, estos hijos carísimos manifestaron su amor por la
Verdad, la verdadera reverencia por Cristo y su amor inefable a la Sana
Doctrina.

Refiriéndose a las nuevas Diócesis comentó:



Son absolutamente necesarias. Nosotros mismos, a fin de despejar cualquier
duda hemos consagrado a los nuevos Obispos y los hemos entronizado. Sabemos muy
bien que algunos de ustedes han sido despojados de sus Diócesis, Diócesis
nominales… pero Nos, el Vicario de Cristo tienen necesidad de que el Colegio de
los Cardenales esté aquí, en la Santa Sede en el exilio. Sois vosotros,
carísimos hermanos en el Señor, quienes tienen el deber de atender asuntos
específicos de la Iglesia de Cristo.

Pero abundó especialmente en el problema que se vive en América Latina.



Hago un llamado a todos vosotros, a todos los cardenales, obispos y
sacerdotes en comunión con Nos a fin de que juntos elevemos plegarias para la
paz en nuestro continente. Hoy más que nunca sabemos cuanto sufren nuestros
hermanos. Era menester salir de Buenos Aires y recorrer toda esta tierra
americana, era menester ir desde Canadá al Sur para saber cuales osn los males
que afligen a nuestro pueblo.
La herejía, desde la Teología de la
Liberación, el marxismo y el modernismo quiere penetrar en la Iglesia
Restaurada, más nosotros, firmes en la Fe, los confirmamos a ustedes y ustedes
deben estar dispuestos a perder la vida por la Fe de Cristo.


El Papa también puntualizó en la necesidad de unión en la Iglesia.



Estamos obligados a creer en que la Iglesia es una, y por lo tanto está
unida. El Papa representa esa unidad. Sin embargo, las dificultades que nos
tocan vivir hacen que muchos fieles y muchos sacerdotes estén prácticamente
aislados. Hubo lugares, sobre todo en el África que no veían a un obispo desde
el año 2006… desde hace tres años ellos, que eran fieles a la Iglesia Remanente,
no habían recibido ninguna visita pastoral. Solo un sacerdote, que ni confesarse
podía los pastoreaba. ¿Sabían acaso de la muerte de Su Santidad León XIV?
¿Sabían de los sucesos posteriores? En absoluto. Fuimos nosotros quienes
comunicamos al Padre Jean Marie de la Compasión, sacerdote senegalés a cargo de
la misión que había un nuevo Papa y que éramos Nosotros.

Sobre el culto señaló:



Es nuestra obligación la uniformidad litúrgica básica. No podemos tolerar,
ya no el Novus Ordo, sino el Misal del hereje Juan XXIII. Las nuevas normativas,
especialmente sobre los adornos en los Altares son más importantes de lo que
algunos suponen. Ordenamos que se apliquen de inmediato… fuimos testigos, en el
católico país de Méjico un altar que parecía un verdadero vergel. ¡Que contraste
con el pío y simple altar de Africa, en el que ninguna flor eclipsaba la imagen
de Nuestra Señora de la Compasión!


Finalmente, el Papa impartió su bendición apostólica y se retiró para seguir trabajando.

jueves, 30 de julio de 2009

Normativas para los cardenales

SE John William Cardenal Blackhill ha dado a conocer las nuevas normativas correspondientes a los Cardenales de la Santa Iglesia. Estas normativas remplazan a las anteriores y tienen vigencia inmediata. El documento es el siguiente:

Por la petición expresa del Vicario de Cristo, y a fin de terminar con las murmuraciones de algunos, los escándalos de otros y la perplejidad de muchos que no entendieron que, más allá de los progresos de la Iglesia aún vivimos en un estado de crisis sin igual, se ha procedido a reformar las leyes generales sobre los Cardenales de la Iglesia Católica.

Toda vez que para la Iglesia es prácticamente insostenible el lujo y el boato de otras épocas, y que hoy en día, muchos de nuestros prelados apenas si tienen con que sostenerse, ya que dan lo poco que tienen para el sostenimiento de la Iglesia se ha marcado lo siguiente: 

  1. Deja de ser de uso obligatorio la sotana de color rojo para los cardenales.
  2. Se permite a los cardenales llevar sotanas sacerdotales comunes, en tanto tengan siempre puesta una faja de color rojo, que al igual que el solideo (de cualquier tipo de tela) indicará su posición en la Iglesia de Cristo.
  3. Las cruces pectorales de metales nobles serán remplazadas por metal común.
  4. Los carenales utilizarán simples anillos de hierro con una cruz.
  5. No está autorizado a los cardenales movilizarse sin sotana. Queda absolutamente prohibido para ellos el uso de la camisa clerical o cualquier indumentaria fuera del hábito romano (en tanto sean clerigos de la Iglesia Latina).
  6. El título de “Ilustrsíima” no se considerará obligatorio para el trato con los cardenales, bastando el de “Eminencia”.
  7. Los cardenales que pertenezcan a los ritos orientales están libres de este decreto.


    Dado en Villa Santa María,
    S.E John William Cardenal Blackhill. 
  8. Sacra Congregación para consultas sobre prelados y otros prelados

Curia Pontificia en el Exilio


PONTÍFICE MÁXIMO:

ALEJANDRO IX P.P
(S.E CARDENAL ALEJANDRO DE LA COMPASIÓN).





Secretario de Estado: SER Cardenal Emilio Javier de la Compasión.
Suprema y Sagrada Congregación del Santo Oficio: Su Santidad Alejandro IX.
Sagrada Congregación del índice: SE Lucas Cardenal Cisneros
Sagrada Congregación del Concilio de Trento: SE Daniel Cardenal Mora.
Sagrada Congregación para la disciplina de los sacramentos: SE Michael Cardenal Schultz.
Sagrada Congregación para la causa de los Santos: SER Cardenal Martín de la Compasión.
Sagrada Congregación para la Erección de Iglesias y Provisiones Consistoriales: SE Cardenal Mauro de la Compasión.
Sagrada Congregación de Propaganda Fide: SER Giovanni Cardenal Garbini.
Sagrada Congregación de las Iglesias Orientales: SE Aristóteles Cardenal Papaloupos.
Sacra Congregación para consultas sobre prelados y otros prelados: SE John William Cardenal Blackhill.
Sagrada Congregación para los Seminarios y los Institutos de Estudio: SE Carlo Cardenal Giuliano.
Sagrada Congregación del estado de los regulares: SE Facundo Cardenal Pozzi Albornoz.
Sagrada Congregación de consulta de los regulares: SE Cardenal Eduardo de la Compasión.
Sagrada Congregación de la disciplina regular: SE Facundo Cardenal Pizano.
Sagrada Congregación de la imprenta pontificia: SE Nicolás Cardenal Movellán.
Sagrada Congregación de las indulgencias y reliquias: SE Santiago Cardenal Ruíz-Diaz.
Sagrada Congregación de China e Indias Orientales: SER Cardenal Pablo de la Compasión.
Sagrada Congregación de Censos. SE Eduardo Luis Cardenal Riolli
Sagrada Congregación para la revisión de los Sínodos Provinciales: SE Josué Cardenal Barnadas.
Sagrada Congregación de los asuntos eclesiásticos extraordinarios: SE Leandro Cardenal Ruiz.
Sagrada Congregación económica: SE Agustín Cardenal Zenteno.


Tribunales de la Santa Iglesia.
Sagrado Tribunal de la Penintenciaría Apostólica:
SE Juan Carlos Cardenal Albornoz
Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica: SE Javier Daniel Cardenal Genovessi.
Sagrado tribunal de la Rota Romana: SE Maximiliano Cardenal Coca.
Prefectura de los Sagrados Palacios: SE Agustín Cardenal Tortenno


Actualizado al 1° de diciembre de 2012 de Nuestro Señor Jesucristo.

lunes, 6 de julio de 2009

Diocesis de Virginia, Estados Unidos

Su Santidad Alejandro IX erigió por Decreto la Diócesis de Virgina que corresponde a la Zona Este de los Estados Unidos de America. Esta Diócesis esta a cargo de un grupo de diez sacerdotes con su propio Obispo, quien sera consagrado por Su Santidad cuando regrese de Europa.
El Obispo Electo fue el Padre William Alexander, quien celebrara con el Rito de Sarum. Lo que podemos ver en esta imagen es la Iglesia Catedral Our Lady of Sorrow .
La entronización como Obispo de Virginia de Mons. William Alexander se realizara el mismo dia de su consagracion episcopal.

miércoles, 1 de julio de 2009

Noticias: Diocesis para América Latina


Por especial decreto del Papa Alejandro IX se crearon nuevas diócesis para el Contienente Americano. Este documento forma parte del programa del Papa para terminar con la sitaución misional y qu ha generado cierta confusión en lo que los limites jurisdiccionales se refiere.

El Papa además, ha determinado dividir a América en tres Arzobispados, uno por cada sub-continente.

Según confirmara esta mañana SER Cardenal Emilio Javier de la Compasión, no se aclaró si el Papa retendrá el titulo de "Arzobispo Primado de América Latina", que el Papa León XIV se confirió a si mismo. El documento está actualmente en manos del Cardenal Secretario de Estado.

Los obispos de las nuevas diocesis que restaura el Documento de Su Santidad han sido llamados a la Santa Sede y muchos de ellos podrán arribar recien mañana. Segun informara el Cardenal Emilio Javier de la Compasión, las diocesis de Uruguay y Perú se mantendrán intactas.
Si bien no se informó sobre los Obispos que la ocuparán, estas serán las diócesis:

Diócesis de Canadá, Sede Québec
Diócesis de Estados Unidos de América, Este (dependerá los Católicos de Rito Sarum en comunión con el Papa Alejandro IX), con Sede en Virginia.
Diócesis de Estados Unidos de América, Oeste (dependerá los Católicos de Rito Tridentino), con Sede en Nevada.
Diócesis de Mexico, con Sede en Nuevo León (Monterrey. Su Obispo será Arzobispo de América de Norte).

Archidiósesis de América Central y el Caribe. Obispado de San Marcos (Guatemala)
Diócesis de las Antillas (Sede en Islas de Turcos y Caicos)
Diócesis de El Salvador (San Salvador)
Diócesis de Jeremie (Haití)
Diócesis de San Pedro (Honduras)
Parroquia Santa María, Nicaragua (No tiene obispo propio y se considera parroquia, depende del Salvador, quien nombrará un Vicario Episcopal)
Diócesis de Panamá.


Archidiócesis de América del Sur. Arzobispado de Santa María de los Buenos Aires.
Diócesis de La Plata.
Diócesis de Bahia Blanca.
Diócesis de río Negro.
Diócesis de la Patagonia.
Diócesis de Santa Rosa.
Diócesis de Viedma
Diócesis de Moreno.
Diócesis de Corrientes.
Diócesis de Posadas, Misiones.
Diócesis de Cuyo (Sede San Luis)
Diócesis de Resistencia (Chaco, Formosa, Santiago del Estero)
Diócesis de San Miguel de Tucumán (Tucumán, Jujuy, Salta y Catamarca)

Diócesis de Sant Cruz de la Sierra (Bolivia)
Diócesis de Valdivia (Chile)
Diócesis de Ecuador.
Diócesis de Perú.
Diócesis de Uruguay.
Diócesis de Brasil.
Diócesis de Venezuela.
Diócesis de Paraguay.

Noticias sobre la Iglesia en America


El Cardenal Emilio Javier de la Compasión (en la foto), Secretario de Estado de la Santa Sede en el Exilio, ha confirmado que Su Santidad regresará a la Argentina cuando finalice su viaje a Francia, luego de pasar por España para visitar la mision que alli se esta llevando adelante.
El mismo Cardenal informo que en el dia de hoy, se finalizaron los documentos referentes a la reconstruccion de la jerarquia de la Iglesia en America.

martes, 30 de junio de 2009

Documento de SER Martín de la Compasión sobre la Encíclica In Nomine Domini

Hace tan solo unos minutos, Su Santidad Alejandro IX nos envió por correo elctrónico la Carta Encíclica In Nomine Domini que tenía por objeto confirmar la verdadera doctrina Católica sobre el bautismo.
El Cardenal Martín de la Compasión, que estuvo a cargo de la Comisión Teológica ha entregado el siguiente comunicado oficial.


El día de hoy, su Santidad Alejandro IX promulgó un documento dogmático sobre la
enseñanza del Padre Leonard Feeney. Ni esta comisión teológica, y menos aún el
Santo Padre han innovado en nada a lo que la doctrina del bautismo se refiere.
Antes bien, hemos confrontado los textos del Padre Leonard Feeney con los de la
Santa Iglesia, encontrando que él, en todo seguía la enseñanza antigua y
venerable, y que por ser antigua y venerable, es verdadera.
Su Santidad
además aclaró, que en forma alguna debe pensarse que esto equivale a un
“levantamiento” de la excomunión que sufriera el Padre Leonard Feeney, ya que la
misma no fue analizada y está relacionada con cierta desobediencia de él para
con sus superiores. La misma será estudiada por el Papa en los próximos días,
posiblemente cuando esté en el Seminario de Francia.

Villa María. Santa Sede en el Exilio.
SER Cardenal Martín de la Compasión.
Congregación para la causa de los Santos.

Carta Encíclica In Nomine Domini


En el Nombre del Señor, sabiendo que nuestro deber es confirmar en la Fe a Nuestros Hermanos, instituimos el 20 de mayo del 2009 de Nuestro Señor Jesucristo por iniciativa nuestra, una comisión teológica, en virtud del anuncio realizado el 14 del mismo mes ha trabajado, por orden nuestra en Secreto, a fin de evitar cualquier intromisión y pasiones entre detractores personales del R.P Leonard Feeney.
Dicha comisión estuvo compuesta por veinte clérigos y fue presidida por S.E.R Cardenal Martín de la Compasión. La misma fue supervisada por el Santo Oficio y el Cardenal Secretario de Estado nos envió durante todo este tiempo que estuvimos fuera de la Santa Sede en el Exilio informes diarios sobre los análisis de las obras del susodicho sacerdote.
Esta comisión trabajó en diez sesiones ordinarias. En dichas reuniones, se analizó principalmente sus obras escritas, varios documentos y la condena dada por el Santo Oficio el 8 de agosto de 1949. Dicha condena también fue estudiada, al igual que su alcance y objetivos.
Además, ordenamos que se realice un puntilloso estudio sobre la supuesta reconciliación entre el Padre Feeney y el Antipapa Montini. Dicha situación no ha sido aún resuelta.
Sin embargo, una vez consultados los miembros de la Comisión para estudiar la doctrina del Padre Leonard Feeney sobre el dogma extra ecclesiam nulla salus, Nos, Alejandro IX, Siervo de los Siervos de Dios ordenamos y decretamos que debe seguirse lo siguiente:

  1. Que dicho principio es un dogma de fe que debe seguirse siempre de forma inalterada, confirmado en el Magisterio y dado por Nuestro Señor Jesucristo.
  2. Que de la misma manera, todos los Católicos sinceros y verdaderos deben creer que fuera de la Iglesia Católica no hay salvación ni perdón de los pecados, y que cuando nos referimos a la Iglesia, nos estamos refiriendo unica, pura y exclusivamente a los fieles que están sometidos a la autoridad del Sumo Pontífice.
  3. Que ninguno que no sea un fiel de la Iglesia forma parte de la Iglesia.
  4. Decretamos igualmente que solamente los fieles, es decir, aquellos que fueron renovados con el Bautismo pueden ser salvos.
  5. Condenamos como heréticas las doctrinas que enseñan la existencia de un “bautismo de sangre” y de un “bautismo de deseo”.
  6. Decretamos que todos los catecismos sean expurgados de estas innovaciones o que se aclare que en forma alguna, dichos pseudo-bautismo pueden suplir el Bautismo de agua por el cual se ingresa a la Santa Iglesia Católica.
  7. Decretamos además, que si alguno muere sin ser bautizado, se condena al infierno.

Todo esto lo mandamos, lo ordenamos y lo establecemos por Nuestro Señor Jesucristo, con nuestra Santísima Autoridad.
Si alguno, y esto Dios no lo permita, sintiere sobre el Sacramento de baustimo o sobre el dogma de fe de que fuera de la Iglesia no hay salvacióndiferente a como Nos hemos declarado en este documento, sea anatema.

Dado en Argel, a los XXX días del mes de junio del año MMIX de Nuestro Señor Jesucristo,
II de Nuestro Pontificado.
Alexander IX. PP.



El Papa reinicia su viaje Apostólico

Noticia importante: el Santo Padre reinicia su viaje apostólico




El día de ayer, lunes 29 de junio del Año 2009 de Nuestro Señor Jesucristo, Su Santidad Alejando IX reinició su Viaje Apostólico una vez que se dio por clausurado el Sínodo Africano después de la aprobación de la promulgación del Tercer Documento Sinodal y la consagración de los siete nuevos obispos para el Continente Negro.
El Papa abandonó Ghana y arribó esta mañana a la ciudad de Argel, acompañado de varios cardenales y prelados. Según se informó, se espera un fuerte crecimiento de la Iglesia Católica Remanente en África en los próximos años.
Pedimos a todos nuestros fieles, amigos y benefactores que colaboren con esta obra de piedad para la Santa Iglesia Católica.

viernes, 26 de junio de 2009

Obispos para Africa

CONSAGRACIÓN DE OBISPOS PARA LA IGLESIA EN ÁFRICA


En el día de ayer, 24 de junio Su Santidad Alejandro IX ha procedido a la consagración de diez nuevos obispos para la Iglesia Católica. Estos obispos han sido asignados a las Diócesis de África que fueron creadas en virtud de lo resuelto en el Sínodo Africano. De esta manera, el Papa ha dado otro importante paso para la regularización de las jurisdicciones en todo el mundo.
Los consagrantes fueron Su Santidad Alejandro IX, y los obispos co-consagrantes SER Giovanni Cardenal Garbini y SER Cardenal Emilio Javier de la Compasión.

Fueron consagrados para la Diócesis de Sudáfrica:


Su Excelencia Reverendísima Monseñor Brendan Barlett (en la foto), Obispo Diocesano de Sudáfrica.

Su Excelencia Reverendísima Monseñor Jabu Mngunni

Su Excelencia Reverendísima Monseñor John Khumalo.


Fueron consagrados para la Diócesis de Africa Atántica:


Su Excelencia Reverendísima Monseñor Mobi Oparaku

Su Excelencia Reverendísima Monseñor Sunday Lawal


Fueron consagrados para la Diócesis de África del Indico.


Su Excelencia Reverendísima Monseñor Sumisa Ngobe, Obispo Diocesano de Africa del Índico.

Su Excelencia Reverendísima Monseñor Ami Al-Muwalid


La ceremonia contó con la presencia de todo el clero reunido en el Sínodo Africano, quienes celebraron estas consagraciones como un signo visible de la restauración de la Santa Iglesia Católica en el Continente Africano.
Pedimos a todos los fieles católicos que apoyen, material y espiritualmente a la Iglesia en el África.

miércoles, 24 de junio de 2009

Tercer Documento del Sinodo Africano

Esta mañana, SER Giovanni Cardenal Garbini dió a conocer oficialmente el tercer documento del Sínodo Africano. El Primero de ellos tendía a normativas generales del clero en África, mientras que el segundo era la aprobación unanime junto con el Papa Alejandro IX de la canonización de San Fray Tomás de Torquemada. El Tecercer documento, por su parte establece las divisiones jurisdiccionales que se tendrán en el Africa.

  1. Queda abrogado el titulo de "territorio de Misión" para toda Africa.
  2. Se creará una Iglesia Patriarcal con plenos poderes de jurisdicción y autonomía: La Iglesia Católica Alejandrina, con sede en Egipto, cuyo Patriarca tendrá el titulo de "Sucesor de San Marcos" y tendrá jurisdicción sobre Egipto, Sudán, Etiopía y Eritea.
  3. Se crea el Arzobispado de Africa del Norte, cuyo Arzobispo será el Obispo de Argel.
  4. El reto de Africa será dividida en tres Obispados: Obispado del Atlántico, Obispado del Índico y Obispado de Sudáfrica. Estos Obispados son de rito latino, pero sus sacerdotes y obispos tienen la obligación de dar sacramentos para los católicos de otros ritos, siempre y cuando sean aprobados por la Santa Sede.
  5. Se instalará en el territorio de la Iglesia Alejandrina un Obispo de rito latino, quien será auxiliar de los Obispos del otro rito, este obispo tiene autonomía para actuar con los fieles latinos y no puede administrar sacramentos a los demás sin el permiso del Patriarca.
  6. La Iglesia Alejandrina constituirá un único Sínodo, que se reunirá una vez cada tres años de forma obligatoria, pero que podrá ser convocado de forma extraordinaria.
  7. El Papa tiene la potestad de deponer al Patriarca de Alejandria y el mismo no puede ser entronizado si Su Santidad no lo confirma en el cargo.
  8. El Arzobispo de Africa del Norte será nombrado por el Papa entre los obispos Africanos.
  9. Los obispos del Atlántico, Indico y Sudáfrica serán designados por el Papa y dependen directamente de él y no del Arzobispo de Africa del Norte.
  10. En caso de vacancia de las sedes episcopales de rito latino, el Papa nombrará a un Obispo, mientras que el Obispo Coadjutor o el Vicario Episcopal de mayor edad se hará cargio temporalmente del gobierno de la Diocesis.
  11. Los Obispos Africanos se reunirán cada dos años, salvo que el Papa los convoque con antelación de forma extraordinaria.
  12. Todos los Obispos Africanos están obligados a visitar a Su Santidad por lomenos una vez al año, para informar sobre el gobierno y estado de sus diocesis.
  13. Los Obispos tienen la obligación de crear por lo menos un seminario en sus territorios diocesanos en un plazo no mayor a dos meses desde la firma del presente documento.
  14. Los Seminario se regirán por las normativas del Primer Documento del Sinodo Africano.
  15. En caso de no poseer suficientes sacerdotes, los Obispos solicitarán auxilio formal a la Orden de Nuestra Señora de la Compasión.
  16. Los sacerdotes de Nuestra Señora de la Compasión tienen jurisdicción Extraordinaria y Supletoria, entregada por el Papa y la Iglesia, y no por los Obispos locales.
  17. Una vez cada diez años se convocará a un Sinodo General de Africa, al que todos los Obispos, superiores de ordenes religiosas, teologos y profesores de Seminarios y otras casas religiosas deberán reunirse en una ciudad a elección que será determinada la primera vez por el Papa Reinante y luego será designada por votación al cierre del Sínodo.

martes, 9 de junio de 2009

Canonización de Fray Tomás de Torquemada OP

Decretum


Nos, Alejandro IX, por la Gracia de Dios y no por voluntad de los hombres Sumo Pontífice de la Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana, Vicario de Cristo, haciendo uso de nuestros poderes para atar y desatar en la tierra así como en los cielos, recurriendo al ejemplo de la Historia, a la obligación que nos conduce la conciencia y el deseo de fomentar el celo por las cosas de Dios hemos decidido elevar a la Gloria de los Altares a Fray Tomás de Torquemada, inquisidor de famosa memoria, defensor del pueblo cristiano, de la Católica Monarquía y de los Derechos de la Santa Iglesia frente a sus enemigos seculares.
en virtud de sus méritos y junto con toda la Iglesia Africana que forma parte de la Iglesia de Cristo, y está unida a ella porque ambas son parte de la Iglesia Militante, no como dos secciones, sino como un todo integrado por la Gracia de Dios, ordenamos se celebre en el día de mañana una Misa en Honor a San Tomás de Torquemada en toda el África, sin importar el rito que usarn los sacerdotes y que bajo su patocinio, al igual que el de San Agustín, se coloquen los Padres Sinodales reunidos con Nos en esta bendita ciudad de Sekondi-Takoradi.
Para Mayor Gloria de Dios y de su Santo nombre, para mayor loor de la Santísima Católica Iglesia ordenamos y declararmos que todos los cristianos tienen la obligación de sentir como nos y celebrar nuestro decreto.


ALEXANDER IX
Dado en Sekondi-Takoradi, Ghana,
a los IX días del mes de junio del año MMIX de Nuestro Señor Jesucristo.

lunes, 8 de junio de 2009

Normativas para los Altares

Noticia importante para todos los fieles y sacerdotes de la Santa Iglesia
Comunicado oficial
Sagrada Congregación para la Disciplina de los Sacramentos

En el día de hoy, siendo las 15:30 horas, Su Eminencia Michael Cardenal Schultz, Prefecto de la Sagrada Congregación para la disciplina de los sacramentos dió a conocer las nuevas directivas para la erección y remodelación de altares. Estas medidas tienden a terminar con ciertos abusos referentes a los decorados. El texto refrendado por el Cardenal Secretario de Estado y con la aprobación de Su Santidad Alejandro IX dice lo siguiente:

Viendo y considerando que desde hace algún tiempo a esta parte, los altares han sido contruidos por los fieles para luego invitar a los sacerdotes a celebrar en sus capillas, y que estos, bien por no generar escandalo ni dolor en los mismos fieles prefirieron celebrar allí sin niunguna objeción; y teniendo en cuenta que algunas veces las decoraciones en los mismos eran excesivas y otras infantiles, que muchas veces se habian colocado gran cantidad de flores a punto tal de que era sumamente dificil para el celebrante poder rezar la Misa y que en vez de inspirar respeto, parecía un lugar de fiesta, mas a corde con la teología de la Iglesia Conciliar, la Sagrada Congregación para la disciplina de los sacramentos luego de una importante consulta a los prelados y liturgistas ha determinado:

1. Que en la construcción de nuevos altares se tomen los modelos más sobrios y sencillos.
2. Que de ser posible, no se adornen demasiado, bastando tan solo un crucifijo, la imagen de Nuestro Señor y su Santa Madre, salvo dispensa del ordinario.
3. Que de ser posible, se eviten los adornos florares en el lugar.



Sagrada Congregación para la disciplina de los sacramentos ,
Villa María, Buenos Aires, a los VIII días del mes de junio del año MMIX de la Gracia.

Villa María


Vista aérea general de Villa María, Santa Sede en el Exilio
Bajo el Gobierno de Su Santidad Alejandro IX

Villa María se encuentra ubicada en el municipio de General Rodriguez, Provincia de Buenos Aires, en la República Argentina. Es la residencia del Santo Padre Alejandro IX y en ella se encuentran además las congregaciones de la Santa Iglesia Católica Remanente, la Catedral de Nuestra Señora de la Compasión y el seminario, dedicado a la misma advocación mariana.

Primer Documento del Sínodo Africano



El Cardenal Giovanni Garbini, quienacompaña a Su Santidad Alejandro IX en el viaje Apostólico de Africa (y cuya foto puede verse aquí) informó que esta mañana fue aprobado el primer documento del Sínodo Africano “De la reforma del clero en África”.
El Sínodo constará, según informó el mismo cardenal de por lo menos otras seis sesiones solemnes presididas por el Santo Padre o en su defecto por algún delegado con plenos poderes.
  1. El Cardenal Garbini informó que el primer documento establece como norma para el clero africano:

    1. Educación uniforme para todo el clero africano. Tanto los sacerdotes de rito Etíope, Copto o latino de Africa recibirán la misma educación basada en las directivas del Concilio de Trento. La enseñanza de las lenguas particulares será atendida, pero sobre todo se incentivará el uso de la lengua litúrgica vernácula.

    2. Se dará a todos los seminaristas una educación centrada en la Patrística y la Escolástica.

    3. Queda absolutamente prohibido al clero africano distribuir lecturas, poseer libros o recomendarlos siquiera sin imprimatur anterior a 1958, o posterior a 2006 dado por Los Papas de la Iglesia Remanente en el exilio.

    4. Se restablece como obligatorio el juramento antimodernista, y además de ello el mismo se renovará todos los años ante el Obispo, y este ante el Papa.

    5. Queda prohibido o abrogado cualquier permiso dado por los Sumos Pontífices que hiciera posible de alguna manera la practica de cualquier ritual extraño a las Tradiciones Liturgicas Antiguas.

    6. Se reestablece el uso obligatorio en los seminarios africanos del idioma latino. Los sacerdotes de otros ritos deberán igualmente estudiar latín.

    7. Queda absolutamente prohibido a los sacerdotes africanos celebrar Misa en lengua vernácula o tolerar en las Iglesias o templos a cualquier persona que no vista tal como manda la Iglesia.

    8. Todos los sacerdotes africanos deberán prestar colaboración activa a sus hermanos en el sacerdocio, aún cuando no pertenecieran a la misma tradición litúrgica.

    9. Los Obispos de Rito No-Latino que se encuentren en Africa deberán ordenar sacerdotes y obispos para los del rito latino sin ninguna oposición.

    10. Pueden coexistir en las regiones coptas o etíopes sacerdotes de rito-latino con los de ritos particulares, deben prestarse asistencia y no deben existir celos ni problemas entre ellos.

    11. Los sacerdotes de rito no-latino que hasta el momento estén casados pueden preservar sus posiciones, pero en el futuro, la Iglesia solo ordenará hombres casados bajo dispensa reservada y muy especial de Su Santidad Alejandro IX.

    12. Todos los Sacerdotes, Obispos y Arzobispo que existan o existieran en algún momento en Africa, estarán bajo la sujeción personal del Prefecto de la Congregación de Propaganda Fide,a quien pueden apelar en cualquier momento.

miércoles, 3 de junio de 2009

Carta del Santo Padre por el primer aniversario de su Pontificado



Carísimos Hermanos.


En el Nombre del Señor Jesucristo enviamos nuestro saludo a todos los hombres en paz y comunión con la Santa Sede Apostólica. Desde el exilio dirigimos nuestra palabra, exultantes en Dios por cumplirse hoy el primer aniversario de nuestra elevación al Sumo Pontificado. Si hoy somos el Papa de la Santa Iglesia no es por nuestro merito, sino por la Gracia de Dios, quien se sirve aún de los más pequeños para luchar y trabajar para la instauración de su Reino.
Sin embargo, no es este un mundo de felicidad, un mundo de gozo. Para nosotros, los cristianos, es decir, los católicos, el Mundo es un Valle de Lágrimas. Estamos aquí en espera de la Vida Eterna. Por consiguiente, hoy llevamos el Pontificado, gozosos, pero como una carga y una prueba que nos colocó Nuestro Señor ¿podemos defraudarle? Para algunos eso es posible… pero acaso ¿no es probado por los Padres y los más grandes teólogos que Nuestro Señor todo lo ve y todo lo ha visto desde antes que todo fuera? En nuestros actos probaremos que predestinó Nuestro Señor para nosotros y guiados por Jesucristo y protegidos por la Santísima e Inmaculada Madre de Dios podremos confirmar en la fe a todos nuestros hermanos.
Hoy la Iglesia está sitiada. La Verdadera Iglesia es ignorada por millares de almas que se condenan a las llamas del infierno. Contra ello están luchando centenares de fieles sacerdotes católicos que marchan gustosos, si es menester al martirio.
Carísimos hijos, bien sabemos nosotros todas las llagas del Cuerpo Místico de Cristo: tenemos pocos sacerdotes, no tenemos templos en muchos lugares del mundo, hay regiones en las que jamás se escuchó el nombre de Nos ni de nuestro Santísimo Predecesor León XIV, hay quienes están ciegos por el modernismo, hay quienes están ciegos por su propia soberbia. Hace pocos días, fue de publico conocimiento para todos vosotros como un grupo de sacerdotes de la Ciudad de Moreno, antigua Sede Apostólica en el exilio, se rebelaron contra Nos. ¿Es menester recordar el dolor con el cual nos dirigimos a ellos más de una ocación? ¿Cuántas veces les pedimos que meditaran, que reflexionaran, que escucharan la voz de aquel que fue designado, no por los hombres, sino por el Espíritu Santo, para regir a la Iglesia Militante? Pero fue inútil, porque ellos endurecieron su corazón y Dios probó a quienes escucharon el aullido de los perros cismáticos. Quienes siguieron a los guías ciegos cayeron al pozo de la perdición y hoy están vagando en alguna “iglesia” pseudo-tradicionalista. No faltará mucho a que ellos mismos, convencidos como dicen estar de que la Sede Apostólica está vacante, elijan a un nuevo Anti-Papa, con lo cual deberemos volver a confirmar la condena de excomunión dada en el momento de las consagraciones episcopales y del “manifiesto”. Sabemos que entre quienes se dicen fieles al rebaño de Cristo algunos se congracian con ellos. No ignoramos sus nombres y estamos atentos a sus movimientos. Sabemos que incluso tienen aliados dentro de la misma Sede Apostólica en Villa María y que esperan cualquier oportunidad para acechar contra Nos y nuestros mas cercanos colaboradores. Pero Cristo está con Nosotros y defenderemos a la Santa Madre Iglesia con nuestras vidas.
Sabemos además que las cosas en América no están bien: las continuas cartas de nuestro venerado predecesor León XIV de poco sirvieron para que quienes tenían la responsabilidad de gobernar la Iglesia en Mexico y América Central lo hicieran. Sabemos el sufrimiento de los hermanos mexicanos, conocemos el dolor de los guatemaltecos y salvadoreños. No ignoramos lo que nos relatara nuestro muy querido hermano visitador en Haití. Declarar que todo esto nos preocupa es no hacer nada. Hay que actuar. Por ello mismo hemos decidido crear la Diócesis del Caribe y la Diócesis de América Central, con sede en Guatemala, separando así América Central de Mexico. También, hemos girado las cartas correspondientes a fin de que el estado de Sede Impedida sea levantado de Mexico y que las comunicaciones entre esta tierra tan querida por la Virgen sea restablecida en pleno derecho con Nuestra Sede Apostólica.
Nuestra visita a América Anglosajona nos permitirá relacionarnos mejor con nuestros hijos en aquellas tierras. Sabemos cuales son sus dolores, conocemos vuestro pesar, porque los sacerdotes de la Santa Iglesia no dejan de comunicarlos. Oraos por ustedes y les pedimos que aguarden en el Señor.
Europa está siendo reorganizada. Nuestra visita Apostólica se realizará en el mes de julio, cuando concluya nuestro viaje por el África. Esperamos poder celebrar la Santa Misa y compartir el Rosario con todos nuestros hijos. Sabemos que allí existen ciertos problemas que sólo podrán ser solucionados con nuestra presencia y sabemos muy bien cuales son nuestros hijos fieles y cuales no, cuales de ellos tienen celo por la Santa Iglesia Católica y a cuales no les molestaría prostituir el sacramento del Orden para fundar nuevas sectas. Hoy más que nunca, carísimos hijos tenemos que esforzarnos para mantenernos unidos en la Fe de Cristo Nuestro Señor.
Esto es lo que hicimos, y esto es lo que haremos: luchar con todas nuestras fuerzas, teniendo a Dios Omnipotente de Nuestro lado y seguros de nuestra vctoria, que no es Nuestra, sino de Aquel que muriendo en la cruz, redimió a quienes llamó para formar parte de su Santa Iglesia.
Con Nuestra bendición Apostólica.

Alexander IX. PP.
22 de mayo del año del Señor MMIX,
Segundo año de Nuestro Pontificado.

sábado, 23 de mayo de 2009

Sinodo Africano

El Secretario de Estado de la Santa Sede en el Exilio, SER Emilio Javier de la Compasión dió a conocer el día de hoy el nombre de los Cardenales que acompañaran al Santo Padre durante el Sínodo Africano:

SE Michael Cardenal Schultz.
SE Cardenal Mauro de la Compasión.
SER Giovanni Cardenal Garbini.
SE Agustín Cardenal Zenteno.

Estos cuatro cardenales viajaran junto con el Papa a Africa luego de las celebraciones del Primer Año de Pontificado de Su Santidad Alejandro IX.
El lugar de reunión fue establecido en Sekondi-Takoradi, donde actualmente esta desarrollando sus labores pastorales Mons. Yhombi-Opango con la ayuda de Mons. Khatchik DerHgougassian.

jueves, 14 de mayo de 2009

El Papa organiza una Congregación para analizar el caso del Padre Leonard Fenney

En el día de la fecha, Su Santidad Alejandor IX ha iniciado el proceso de composición de una comisión de cardenales, obispos y sacerdotes a fin de analizar el caso del Padre Leonard Fenney y sus enseñanzas sobre "Fuera de la Iglesia Católica no hay Salvación". La enseñanza del Padre Feeney sostenía que fuera de la Iglesia no existía ninguna salvación en absoluto y refutaba la creencia en el bautismo de deseo y de Sangre.
Dicha comisión, según se informó se compondrá de 20 clérigos y será presidida por el Papa o en su defecto por un legado, cuyo nombre no ha sido difundido.
Es de notar que los deseos del Papa no son establecer un juicio sobre la "reconciliación" de este sacerdote con el Antipapap Pablo VI, sino sobre su doctrina, estudiandola y declararndo oficialmente si la condena que pesó sobre ella era justa o no, y si la misma doctrina es o no herética.

lunes, 11 de mayo de 2009

Primer Sínodo del Africa


La Iglesia está creciendo en todo el mundo más allá de las dificultades. Uno de esos lugares es Africa.
Siguiendo con el programa de su Pontificado, el Papa Alejandro IX no ha cesado de regularizar la sitruación de la Iglesia allí donde se crea conveniente. Por ello mismo, y teniendo en cuenta que el numero de fieles creció considerablemente en el Africa, el Sumo Pontífice decidió que el Africa sea "reorganizada" jurisdiccionalmente, según las normas del Derecho Canónico.
Uno de los más grandes impulsores de esta situación es S.E.R Mons.
Yhombi-Opango (en la foto), Obispo Misionero para Africa Central y del Sur. Actualmente en Africa está dividida de la siguiente manera:

  • Misión Nord-Africana (Antiguo "Patriarcado Católico Apostólico Ortodoxo Tridentino de África"), sede en Argel: Monseñor Khatchik DerHgougassian.
  • Misión Centro y Sudafricana: S.E.R Mons. Yhombi-Opango.
Los territorios de Egipto, Sudán y Etiopía, están bajo la jurisdicción de Monseñor Mamad Salh Jarnub, quien reside en Moca, Yemen. Monseñor Jarnub es el Obispo para todos los catóilcos de lengua árabe, pero por razones pastorales ha prestado sus servicios en el Africa del Sur desde el año 2006.
La posibilidad de reconstruir diocesanamente África es una de las más grandes esperanzas de Su Santidad Alejandro IX. Para ello el Papa ha proyectado un viaje para el 29 de mayo. El Sínodo Africano se celebrará el día 3 de junio, aunque aún no se ha confirmado en que ciudad o pueblo tendrá lugar. Se calcula que cerca de cien sacerdotes y cuatro obispos africanos estarán presentes, así también como el Papa y algunos Cardenales, cuyos nombres aún no se han confirmado.
Los temas a tratar, además de la reorganización diocesana, incluyen la pobreza, las guerras civiles y el flajelo del SIDA.

sábado, 9 de mayo de 2009

Motu Proprio Dominus Ac Redemptor

Motu Proprio Dominus Ac Redemptor



De Su Santidad Alejandro IX

Siervo de los Siervos de Dios

Para perpetua memoria






El Señor y Redentor Nuestro, Jesucristo, Verdadero Dios y Verdadero Hombre, quien muriera para que muchos fueran salvados, entregó el gobierno de la Iglesia a San Pedro, y en virtud de ello, como señala el Sacrosanto Concilio General del Vaticano, a sus sucesores, que siendo como son Vicarios de Cristo, y no de la Iglesia, a todos juzgan, pero por nadie pueden ser juzgados.
Lamentablemente, han existido desde tiempo inmemorial hombres que en afan de su propia gloria, olvidando los designios de Dios, han querido erigirse ellos mismos como verdadera columna de verdad en la Iglesia, olvidando que la misma es de Dios Todopoderoso, y no de los hombres. Estos hombres han, a lo largo de los siglos provocado herejían en tanto y en cuanto se apartaron publica y expresamente de la recta fe católica, y cismas en tanto y en cuanto se reusaron someterse a la Voluntad del Soberano Pontífice.
Cuando el Sumo Pontífice predecesor nuestro, Su Santidad de Gloriosa Memoria León XIV murió, hubo quienes, llevados por el mal espiritu, quisieron “desviar” la Santa Iglesia de la Sana Doctrina de Nuestro Señor Jesucristo que bien se había conservado en esta Sede que estaba en el exilio y que muy bien custodiara Su Santidad León XIV, aún a riesgo de su vida. Su pronta muerte nos dejó llenos de dolor, y muchos de temor. ¿Cómo podriamos seguir sin el hombre de la providencia? ¿Podriamos acaso tener otro Papa como el? ¿Era un castigo de Dios el llevarse al hombre que se enfrentó contra todos por la reconstrucción de la Iglesia?
Dios nos dio otro Papa, Inocencio XIV, quien desde la Cátedra de Pedro trató de combatir los mismos males que se cernian sobre el enfermo León XIV, y que hoy arrecian sobre esta Sede. Tras su renuncia, libre y voluntaria, por su Decreto, se reunieron todos los Obispos en esta Sede en el Exilio e inspirados por el Epísitu Paráclito la elección cayó en Nos, indigno Siervo de los Siervos de Dios.
Sin embargo, aún cuando esta elección fue realizada según las ordenes dadas por un Papa reinante, para mayor gloria de la Santa Iglesia y Salud del Pueblo Cristiano, de aquel tiempo hasta hoy, movidos por el Maligno que solo desea la perdición de las almas de aquellos a quien Cristo ganó por su Sangre, algunos, verdaderos vindicadores del Demonio rehusaron la divina obediencia, y conspiraron contra el Vicario de Cristo y la Unidad de la Iglesia Cristiana.
Ya en tiempos de nuestro Venerable Predecesor León XIV, algunos sacerdotes de ignominiosa memoria se separaron de la Iglesia fundando sus sectas, tal como el caso del tristemente recordado Padre Sebastián Fernandez, quien junto con otro más se hicieron consagrar obispos por sectarios enemigos de la Apostolicidad y la Comunión de los Santos. Debido a ello, Su Santidad León XIV los excomulgó expresa y formalmente, sellando con sus palabras el decreto que el mismo cielo dio contra los subversivos del Orden Eclesiastico.
Para mayor dolor de la Madre de Dios, en estos días, Monseñor Claudio María de la Compasión, seguido de los Padres Teófilo de la Compasión y Juan Pablo Martiri, alentados por su propio deseo de grandeza, de una grandeza humana, no soportaron la sana decisión nuestra de venir a la Santa Sede de Moreno, no por capricho, sino porqu ebien alertado sabíamos que ellos sentían en su corazón de otra manera, y para preservar la Unidad del Cuerpo Místico que algunos quisieron desgarrar, ordenamos que las propiedades en Moreno fueran liquidadas y todos vinieran a Villa María. En vano lo esperamos, porque ellos, al ver que habiamos advertido su intención de ganarse a los fieles para sí y de esa manera presionar al Sumo Pontífice, reteniendo incluso el Cuerpo de Su Santidad León XIV, se levantaron apresurados y se separaron expresamente de la Comunión de los Santos. Y no falto junto a este cisma por una supuesta falsa elección Papal referida a Nos, sino que además no han dejado de propagar una doctrina nueva, porque siempre el cisma es acompañado, tarde o temprano por la herejía.
En virtud de todo esto, y de que Monseñor Claudio María de la Compasión, junto con los Padres Teófilo de la Compasión y Juan Pablo Martiri perpetraron un publico y manifiesto acto de cisma, ya que públicamente dijeron que rompían la Comunión con esta Santa Sede y con Nuestra Persona, y que además, para mayor escándalo y dolor de la Iglesia el dicho Monseñor Claudio María consagro como obispo para su Secta al Padre Juan Pablo Martiri, desoyendo las advertencias dadas por Nos y los Cardenales, Obispos y demás clérigos que Nos enviáramos para evitar este doloroso acto, declaramos, ordenamos, decretamos y dictaminamos por estas letras que Monseñor Claudio María de la Compasión, y los Padres Teófilo de la Compasión y Juan Pablo Martiri SEAN PENADOS CON LA EXCOMUNION.
Ordenamos y decretamos además que no se consideren validas las ordenaciones o consagraciones que de ellos se deriven, toda vez que no tenemos ninguna certeza moral de sus acciones no de sus desviaciones cismáticas o heréticas.
Decretamos igualmente que toda secta o movimiento que ellos fundaran, asi como cualquier clérigo o laico que a ellos se incorpore reciba la misma pena de excomunión y se considere reo de herejía por separarse del Cuerpo Místico de Cristo.
Todo esto lo ordenamos, decretamos y establecemos, para mayor gloria de Dios y salud del Pueblo Cristiano.



Dado en Villa María, General Rodríguez. Buenos Aires.
Santa Sede Apostólica en el exilio,
A los VIII dias del mes de Mayo. Año MMIX de la Encarnación.
Primero de Nuestro Pontificado.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Excomunión de Monseñor Claudio María y su secta

NOTICIA OFICIAL


En virtud del Decretum del cuatro de marzo del presente año, por el cual Su Santidad ordenaba que todas las propiedades de la Iglesia en Moreno fueran vendidas, a fin de cortar ciertas actividades sospechosas de ciertos clerigos (cuyos nombres no se divulgaron en aquel documento), se hicieron ciertas operaciones que significaron la liquidación de las propiedades de Moreno, tales como la antigua Catedral de Nuestra Señora de la Compasión y del Palacio Apostólico. Todos los objetos fueron mudados a la Santa Sede en el Exilio en Villa María.
Sin embargo, el día 1º de Mayo, y contraviniendo las ordenes del Papa Alejandro IX, Monseñor Claudio María de la Compasión, junto con los Padres Teófilo de la Compasión y Juan Pablo Martiri tomaron el Palacio Apostólico, negándose a abandonar las instalaciones.
Los sacerdotes rebeldes, no solo contravinieron la expresa orden del Papa de abandonar el Palacio, sino que además se declararon que las acciones eran "ilegítimas e ilegales".
El día tres de mayo, SE Facundo Cardenal Pizano (Prefecto de la Sagrada Congregación de la disciplina regular) se presentó ante los rebeldes y los ultimó a someterse, tal como estaban obligados. Como era de esperar, el Cardenal no fue recibido y el Señor Agustín Moya, terciario de la Orden de Nuestra Señora de la Compasión le entregó al alto prelado un documento por el cual, Monseñor Claudio María lo excomulgaba y lo intrimaba a retirarse de las propiedades.
El día cuatro de mayo, el Papa Alejandro IX contactó telefónicamente a los rebeldes, pero cualquier intento de negociación fue inutil.
La ruptura entre los "Padres de Moreno" (como se hacen llamar) y la Iglesia se concretó ayer martes cinco de mayo, cuando Monseñor Claudio María proclamó que la "Sede Apostólica se encuentra vacante" por "irregularidad en la elección del Cardenal Alejandro de la Compasión como Papa Alejandro IX", y en virtud de ello consagró como "obispo coadjutor" al Padre Juan Pablo Martiri.
Según las normas que rigen la Iglesia, cualquier Obispo que sea consagrado sin autorización del Papa queda excomulgado, tanto él como el consagrante ipso facto. Aún el Papa Alejandro IX no ha dado ningún comunicado oficial. De todas formas el Prefecto de la Sacra Congregación para consultas sobre prelados y otros prelados SE John William Cardenal Blackhill, informó que:


El terrible acto cismático concretado por los denominados "padres de
Moreno" será duramente castigado y cualquiera que les preste su colaboración
recibirá las penas canónicas correspondientes a los partícipes del
cisma.

jueves, 16 de abril de 2009

Reliquias a la Iglesia

El Prefecto de la Sagrada Congregación de las indulgencias y reliquias, SE Santiago Cardenal Ruíz-Diaz ha comunicado que en muy poco tiempo volverán a la Iglesia Católica importantes reliquias que hasta el día de hoy se mantienen en manos de los Apóstatas de la Iglesia Vaticana.
Según informó el prelado:

solo se quiere dar curso a la orden del Santo Padre, quien considera
inconcebible que hasta el día de hoy sean ellos (los herejes del Vaticano)
quienes tengan los mas preciados tesoros de la cristiandad.

Encíclica: Ecclesia Mater et Magistra

CARTA ENCÍCLICA
Ecclesia Mater et Magistra



DE SU SANTIDAD ALEJANDRO IX,
Siervo de los Siervos de Dios
para perpetua memoria



La Iglesia, que es Madre y Maestra siempre ha resguardado la dignidad del Papa, muy especialmente confirmada por el Concilio Vaticano I, el cual definió de forma definitiva el dogma de la infalibilidad y jurisdicción universal del Romano Pontífice.

Algunos autores contemporáneos, y lo que más lamentable, dentro de la Iglesia Católica, la Barca de Salvación que Nos, como Sucesor Legítimo de San Pedro, Vicario de Cristo, conducimos al presente, viendo la evidencia de que no tenemos poder efectivo sobre la Ciudad de Roma por estar esta usurpada por el Anticristo, han declarado que el Sumo Pontífice no es más el Romano Pontífice, como si fueran estas dos cosas que se pudieran separar, mientras que la primera se deriva de la segunda, porque la Segunda viene de la Verdad de que el Papa es el Obispo de Roma, y por ser Obispo de Roma es el Sumo Pontífice, Patriarca de Occidente «y de la Tierra Toda» como enfatizara nuestro Venerable Predecesor Su Santidad León XIV.

El Santo Oficio, atendiendo a nuestras ordenes ha decidido quitar de los seminarios para su purgación, todos los escritos que de alguna u otra manera pudieran inducir a un pensamiento similar, porque si bien esa postura puede ser hija de una buena Intención, no deja de ser errónea, herética, cismática o conducente al cisma, y por lo tanto reprensible. Y En tanto y en cuanto el Concilio convocado por Su Santidad de Venerable Memoria León XIV fue malogrado por algunos que en vez de transmitir la Verdad de Cristo, quisieron imponer sus fantasías, ha de alguna manera sugerido doctrinas similares, Nos ordenamos que sus decretos al respecto, que jamás fueron aprobados por Su Santidad León XIV, queden sin ningún efecto, porque un Concilio es valido y su letra está viva porque el Papa los signa y con ello los promulga, y un Papa solo puede promulgar la Verdad.
Viendo además que el Concilio, desviándose de la Verdad de la que debía ser fiel transmisor, dominado por elementos amantes del Error trató de dar a los fieles poderes de los que no estaban investidos, que incluso argumentó que los fieles tenían poder para elegir a sus obispos, Nos, por nuestra Santa Autoridad, declaramos que esos textos sean quitados de circulación porque son una afrenta a la Dignidad Suprema y al Universal poder del Romano Pontífice, para Nos, Nuestros Predecesores y nuestro Sucesores hasta la llegada de Nuestro Señor Jesucristo.

Habiendo sido el Concilio malogrado por los servidores de Satanás, hemos ordenado finalmente al Santo Oficio que realice una investigación, a fin de que los nombres de todos aquellos que formaron parte del contubernio para desviar y hacer una nueva apostasía en el seno de la Santa Iglesia sean denunciados y despojados de todos sus bienes y honores dentro de la Santa Iglesia, Una, Santa, Católica y Apostólica. 

Por ello mismo, decretamos, ordenamos y establecemos que, por estas letras, sea sabido por todos los hombres que la Reunión Conciliar de Moreno queda disuelta, y que los decretos aprobados serán publicados y que solo se podrá hacer referencia a ellos en caso de que así lo fueran, teniendo nosotros la potestad de poder anular dicho concilio si el Santo Oficio concluyera que así debiera ser para mayor salud del Pueblo Cristiano.


Dado en Villa María,
a los 16 días del mes de abril del año MMIX de la Gracia
Primero de Nuestro Pontificado
ALEJANDRO IX


El Verdadero Papa de la Iglesia Católica

Nombre en el siglo: Alejandro Tomás Greico.
Nombre religioso: Alejandro de la Compasión.
Fecha de nacimiento: 22 de abril del año 1983.
Edad: 25 años.
Fecha de ordenación sacerdotal: 6 de diciembre del año 2005, de manos de Su Excelencia Reverendísima, Monseñor Oscar de la Compasión.Fecha de consagración episcopal: 8 de diciembre del año 2008, de manos de Su Excelencia Reverendísima Monseñor Oscar de la Compasión.


El día 24 de marzo del año 2006, tras la elección pontifica, todos los obispos de la Orden de Nuestra Señora de la Compasión recibieron las ordenes sub conditione (incluido el Papa León XIV) de manos de Sus Excelencias Mons. John William Blackhill, Mons. Raúl Francisco Tejada y Mons. Mons. Raphaël Cloquell.



Cargos y cronología en la Iglesia:

  1. Obispo misionero 2005-2006.

  2. Director de formación teológica en la Orden de Nuestra Señora de la Compasión.

  3. 24 de marzo del año 2006: elector en el Conclave extraordinario.

  4. 25 de marzo, creado Cardenal de la Santa Iglesia por S.S. León XIV.

  5. 27 de marzo, nombrado Obispo de Buenos Aires, Argentina.

  6. 1º de abril: Prefecto del Santo Oficio. Título de "Inquisidor General".

  7. 2 de febrero de año 2008, renuncia a todos los honores y títulos en la Iglesia dados por el difunto Papa León XIV.

  8. 5 de abril del año 2008, Invitación del Papa Inocencio XIV a retomar sus funciones como Prefecto de la Inquisición , declinando la oferta.

  9. 15 de mayo del año 2008: Junto con varios cardenales y obispos de la Iglesia salen de la Residencia Apostólica en Moreno y se dirigen a Villa María, finca privada donada a la Iglesia situada en la Provincia de Buenos Aires, donde se instalan.

  10. 20 de mayo del año 2008: Reunión con el Santo Padre Inocencio XIV en representación de los Obispos de Villa María, entregándole el petitorio solicitando la urgente reforma en el Seno de la Iglesia.

  11. 22 de mayo del año 2008: recibe la orden del Papa Inocencio XIV para preparar todo lo correspondiente, en Villa María, para una nueva elección pontificia, al tiempo que se le devuelve la dignidad de Cardenal

  12. 24 de mayo del año 2008. El Conclave reunido en Villa María elige por aclamación al Cardenal Alejandro de la Compasión como Nuevo Vicario de Cristo.

La Iglesia hoy


La Iglesia Católica está reconstruyendo sus estructuras tras el terrible eclipse que significó la apostasía masificada del Concilio Vaticano II. Hoy, la Iglesia, con una jerarquía restaurada y comandada por el Sumo Pontífice mantiene viva la herencia que nos transmitieron nuestros Padres, los Apóstoles. Nuestro amor por la tradición no es apego a lo “viejo”, no es “nostalgia” por una liturgia, por unas normas de vestimenta o por títulos o cosas similares. No. Nosotros mantenemos la Fe Cristiana primitiva, tal como lo hizo la Santa Iglesia por siglos antes de la terrible traición por los infiltrados.
Nuestro mensaje no es nuestro, es el que hemos recibido desde los primeros siglos y nos limitamos a transmitirlo, para que la Iglesia perdure por siglos, tal como Cristo lo prometió. Obispos, sacerdotes y religiosos están trabajando duramente, en este mundo que odia al Evangelio para convertirlo a la Verdadera Religión , llevando a muchos el Mensaje de Salvación, bautizando, dando Misas y así, muchos se van sumando a las filas de la Iglesia Católica Romana en el exilio.
No somos una nueva Iglesia, somos la Iglesia de siempre, la Iglesia fundada por Cristo y que tuvo a San Pedro como primer Papa. Somos los herederos de aquella misión que se encomendó a los Apostoles de llevar la Buena Noticia a todos los hombres y bautizarlos en la Santísima Trinidad.
Nuestras instituciones han sido reavivadas tras el Eclipse que sufrió la Iglesia y que fue predicho por la Virgen en La Sallete. Hoy , restituidas, están fortificadas y son dirigidas por hombres de todas las edades, muchos jóvenes, que con celo administran los asuntos de la Iglesia. No encontrarán entre nosotros Cardenales con grandes insignias, no verán las largas capas... ellos son los asesores del Papa, sus consejeros, sus ministros inmediatos; al igual que los obispos visten simples sotanas, sus cruces son de metal pobre o madera en el mejor de los casos, como de metal son sus anillos. Los Obispos son miembros de sus comunidades, aunque por la situación actual tienen que viajar a visitar lugares lejanos para consolar a los fieles y asistir con sus consejos y poderes a los sacerdotes que de ellos dependen.
Nuestras iglesias son simples y pequeñas, muchas son humildes y para algunos no merecen otro nombre que el de simples "capillas", pero en ellas se da la Verdadera Misa Católica en comunión con el Verdadero Papa, por lo que son los únicos lugares de todo el mundo donde se realiza un sacrificio agradable a Dios.
El trabajo de la Iglesia se manifiesta además en la caridad, en la ayuda a los pobres, en los colegios católicos que estamos construyendo para nuestras pequeñas, pero crecientes comunidades esparcidas por el mundo. Las grandes familias de fieles están fructificando en vocaciones, sacerdotes alejados de la Verdad se acercan y solicitan ingresar a la Verdadera Iglesia Católica y son aceptados, aceptando ellos las consecuencias del Verdadero Servicio a Cristo.
Somos la Verdadera Iglesia , fuera de la cual no hay salvación. No traicionamos, no nos vendemos, no pedimos nada, damos lo poco que tenemos, y lo damos por nuestros hermanos.



S.S. ALEXANDER IX PP.